By 90Min
November 08, 2018

No sería ninguna novedad afirmar que José Mourinho es uno de los entrenadores más polémicos de los últimos años. Desde que se dio a conocer en Portugal, siendo el técnico que hizo al Porto campeón de la Champions League en 2004, su carrera ha estado íntimamente ligada a sus desavenencias con los clubes rivales y sus aficiones. Para muchos, el portugués se ha convertido en el enemigo público número uno y no es para menos viendo algunos de sus actos y declaraciones.

Etsuo Hara/GettyImages


En su paso por España a los mandos del Real Madrid vivió una de las épocas más complicadas en el club de los últimos años, teniendo que verse las caras con el Fútbol Club Barcelona de Pep Guardiola, que dominaba el panorama futbolístico nacional acaparando la mayoría de títulos. Ambos técnicos tuvieron sus más y sus menos dentro y fuera del campo, Mourinho era ya una figuran reputada dentro de los banquillos y un auténtico profesional en la sala de prensa, y el entrenador culé no dudó en calificarle como el 'jefe' ante las cámaras.

Guardiola no era el único que pensaba eso de él, el propio José Mourinho alimenta su propio ego apodándose como 'The Special One' y repitiendo sus actuaciones polémicas continuamente. El último de estos gestos discutibles lo pudimos ver ayer al finalizar el encuentro de su actual equipo, el Manchester United, frente a la Juventus de Turín. El equipo italiano había dominado el encuentro, siendo superior en todos los aspectos, pero un gran final de partido por parte de los 'Red Devils' les permitió dar la vuelta al marcador.

Cuando los jugadores de ambos equipos se saludaban dentro del terreno de juego, las cámaras enfocaron a Mourinho, que se llevaba la mano a su oreja derecha como un gesto hacia la afición local. El luso buscaba así dar a entender que en ese momento no oía los pitos que se escucharon durante todo el choque. Uno de los capitanes 'juventinos', Leonardo Bonucci se acercó a recriminarle por su actitud y el técnico pareció cesar, pero segundos más tarde repitió el mismo gesto.


MARCO BERTORELLO/GettyImages


Desde ese mismo momento las redes sociales se inundaron de vídeos e imágenes del momento, convirtiendo al entrenador del United en 'trending topic' y generando una ola de opiniones al respecto. Como no podía ser de otra forma, en la sala de prensa una periodista española le preguntó si era una ofensa hacia el público su gesto, el portugués, tras un gesto poco elegante hacia la reportera, le contestó que una ofensa era lo que la afición le gritó durante 94 minutos. Sin embargo, Mourinho aseguró también que lo hizo en caliente, "en frío me habría ido a casa". A continuación concluyó explicando: "Yo solo vine para hacer mi trabajo y la gente estuvo insultando a mi familia y a la interista, eso no es bueno y reaccioné de esa manera".

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)