By 90Min
December 16, 2018

Ter Stegen (7): El alemán comenzó el partido con mucho trabajo, despejando bien dos o tres tiros del Levante. No obstante, su participación fue de más a menos a medida que el Barça fue marcando los goles. En el segundo tiempo sacó dos buenas manos para dejar la portería a cero. Todo lo que tuvo que intervenir lo resolvió bien y, como siempre, con los pies perfecto.

Jordi Alba (6): Hoy como carrilero por la banda izquierda, Jordi Alba tuvo algunos errores en la salida del balón que le penalizaron. Además, tuvo mucho trabajo y vio cómo el rival inclino los ataques por su banda. Se vio en ocasiones desbordado. Por su parte, consiguió dar una asistencia en un contraataque.

Vermaelen (5): Se situó como tercer central por el medio de la defensa. Tuvo algunos problemas para salir con el balón jugado y encontrar un pase a los centrocampistas. En defensa mantuvo la compostura y estuvo bien colocado. En el segundo tiempo tuvo que retirarse lesionado.

Lenglet (6): El francés pasó bastante desapercibido en el terreno de juego. No se le recuerdan errores y pese al juego de ataque del rival tuvo un partido de lo más tranquilo. Eso sí, no es el mejor central a la hora de salir con el balón jugado.

Piqué (8): Situado como central derecho, ejerció una vez más como líder en defensa y apareció en momentos decisivos para cortar algunos envíos y rechazar los tiros del rival. Evitó el gol en un par de ocasiones y con el partido resuelto se fue al ataque para conseguir marcar el quinto tanto con una gran jugada empezada y finalizada por él.

Dembélé (6): El francés tuvo que colocarse como carrilero por la banda derecha por la baja de última hora de Semedo y tuvo que estar demasiado pendiente de ayudar en tareas defensivas. Lo cumplió como pudo, pero luego lo acusó a la hora de atacar, ya que a menudo llegaba arriba cansado. Pecó de individualismo en algunas ocasiones y le costó sobrepasar en el uno contra uno.

Busquets (8): El centrocampista de Bahía volvió a ser de los más determinantes en el centro del campo. Dio un recital de cómo se debe salir de la presión, con una inteligencia y una tranquilidad para pisar el balón y encontrar la mejor solución. Gran nivel el que mostró el mediocentro.

 

Arturo Vidal (7): Le dio intensidad y agresividad a su equipo en el centro del campo y se sumó al ataque cuando pudo. Fue el autor de la asistencia del cuarto gol al dar el 'pase de la muerte' a Messi. Con el balón en los pies se le vio bastante limitado y puso un par de veces en aprieto a Jordi Alba.

Rakitic (6): Comenzó como centrocampista pero tuvo muchos problemas para encontrar un pase limpio. Y es que el poco movimiento de sus compañeros provocó que a menudo se parase a esperar un desmarque. Después se colocó como central con el partido resuelto y no tuvo problemas con un Levante que bajó el ritmo.

Messi (10): El Barça lo estaba pasando mal y con tres chispazos Messi se echó el equipo a la espalda y resolvió un partido que se le pudo complicar al club azulgrana. Y es que el argentino primero realizó una gran asistencia a Suárez y después 'mató' al equipo rival resolviendo como un 'killer' tras dos buenas contras. Finalmente completó el 'hat-trick'.

Suárez (8): El uruguayo apenas había tocado dos balones, pero nunca dejó de buscar el desmarque ni de ofrecerse y al final encontró su premio gracias a un pase de Messi. La primera que tuvo la enchufó para dentro al primer toque. En la segunda parte protagonizó un jugadón que acabó en gol de Messi.

Sustituciones:

Arthur (7): Salió por el lesionado Vermaelen y se colocó en el centro del campo. Le dio al equipo mayor control del juego y más posesión en el segundo tiempo, pero se le vio algo falto de ritmo.

Coutinho (5): Fue el segundo cambio de Valverde. El brasileño saltó a falta de 10 minutos con el partido resuelto y tuvo una ocasión que no pudo aprovechar.

Denis Suárez (5): Fue el último cambio. Tuvo un mano a mano ante Oier pero no consiguió resolver bien para los intereses de su equipo.

Entrenador (7): Valverde tuvo que cambiar de sistema con la lesión de Semedo y salió con defensa de tres centrales y un centro del campo muy físico. El Barça tuvo muchos problemas para salir con el balón jugado, pero resolvió a la contra y aprovechó su pegada cuando el rival falló atrás. Resultado engañoso, pero partido resuelto gracias a la calidad de sus futbolistas, sobre todo de Messi, que le permitió mantener el liderato en solitario.

You May Like