By 90Min
December 26, 2018

Hace poco menos de un año y medio conocíamos saltaba la noticia deportiva del verano de 2017, Neymar se convertía en el traspaso más caro de la historia del fútbol con su fichaje por el París Saint-Germain. Eran 222 millones de euros los que el club francés iba a abonar al FC Barcelona a cambio del futbolista brasileño, que llegaba a París como el futuro mejor jugador del mundo y el mayor reclamo publicitario del panorama.

Neymar dejaba el Camp Nou para llegar al equipo más dominador de Francia con el objetivo de convertirse en su estandarte y llevarlo a la gloria europea. El brasileño dejaba atrás a sus inseparables amigos en Barcelona para huir de ese segundo plano en el que se mantenía como blaugrana, siempre a la sombra de Messi. Pero las cosas no han ido tan bien en la capital del país galo, la Champions se le sigue atragantando a los parisinos y la eclosión de Kylian Mbappé en su país ha hecho que de nuevo 'Ney' quede en un segundo plano.


Srdjan Stevanovic/GettyImages


Surgen entonces los rumores de una probable salida del brasileño, voces que hace no mucho decían que quizá era la oportunidad para que Florentino consiguiese a su último capricho, pero que ahora se tornan hacia el lado contrario para afirmar que el regreso a Barcelona está cerca. Estas habladurías más o menos infundadas, aunque en este caso se antojan posibles, llegan hasta los propios jugadores azulgranas, que se pronuncian sobre ello.

El último en hablar de la presumible vuelta del delantero carioca ha sido su compatriota y compañero de selección Arthur Melo. El mediocentro que llegó a Can Barça el pasado verano concedió una entrevista al diario Mundo Deportivo en la que entre otros muchos temas confeso su deseo de compartir equipo con Neymar: "Yo personalmente estoy rezando para que él venga porque él es un crack [...] es un amigo personal y un profesional al que admiro mucho y estaría muy feliz si pudiera volver aquí".

Pete Norton/GettyImages


El centrocampista del Barça sabe también que se trata de una operación compleja y muestra su desconocimiento sobre la situación: "Él tiene su vida, sabe lo que hace y no sé cuanto profundo están esas negociaciones, si hay opciones de que venga o no". Ahora en Barcelona, sabedores del posible interés del jugador por volver, esperan a que mueva ficha para volver sobre lo andado. El FC Barcelona podría esperar un año más y en 2020 ir a por el futbolista, que según su contrato, pasaría a tener una cláusula de rescisión de 160 millones de euros, y ahí sería más fácil el trámite para todas las partes implicadas.

You May Like