By 90Min
January 31, 2019

El sol vuelve a brillar en el Santiago Bernabéu. Las últimas victorias han hecho a los madridistas ver el futuro con otra casa y volver a soñar que todo es posible. Volver. Palabra que recuerda a Almodóvar y que, al igual que en sus películas, suele terminar por emocionar o por hacer mucho daño. La historia de Luka Modric podría terminar en el cine, o tal vez en un libro en base a una novela, lejos de biografías y focos que el croata ni quiere ni necesita. Modric ha vuelto y el Real Madrid sonríe. Modric ha vuelto y Kroos y Benzema son más fáciles, hasta Casemiro parece sonreír de vez en cuando.

Soccrates Images/GettyImages


El futbolista del Real Madrid no tuvo un verano fácil, lo que no significa que haya sido una estación triste. El futbolista llegó hasta la final del Mundial después de jugar la prórroga en todas las eliminatorias. En la final, el cansancio croata fue acusado ante el poderío físico de los franceses, que aplastó a los del este de Europa. Tras el campeonato, lejos de poder descansar, rumores y operaciones le rondaban la cabeza. El Inter de Milán estaba al acecho. Algo que todavía no ha olvidado, pues la renovación prometida por Florentino Pérez sigue sin llegar y su historia le empieza a sonar a la de Cristiano Ronaldo… historia que curiosamente terminó en Italia.

ANNE-CHRISTINE POUJOULAT/GettyImages


Esta serie de inconvenientes le hicieron llegar tarde y mal a la pretemporada. El futbolista no había podido descansar y se le notaba falto de ritmo. El equipo no acompañaba. Prácticamente ningún futbolista entendió la idea de Lopetegui. El técnico llegó envuelto de polémica como el amante del buen fútbol y, tal y como le ocurrió a Raskólnikov en Crimen y castigo, sus ideas fueron mal vistas y terminó siendo condenado. Modric, que tampoco supo entenderle, sufrió. Él es un croata con alma de Premier League, un mediocentro que gusta de abarcar gran parte del campo y llegar a área, no es un bajito de esos de tocar, tocar, tocar y volver a tocar una y otra vez.

Soccrates Images/GettyImages


Ahora, el Real Madrid se recompone con un estado físico bastante bueno aunque carencias en defensa. La aportación de las bandas de Solari ha dado libertad a Benzema para poder ser Benzema y bajar a combinar con Modric. El croata se lo agradece y combina con él en búsqueda del espacio. Él crece y, junto a él, crece Kroos. El alemán ya no debe preocuparse por el juego entre líneas y asume la manija del Real Madrid. El reloj que lo marca todo. Todo está calculado. La magia ya es para el mago. La magia proviene de la M, y de la M surge Modric. El croata ha vuelto y está dispuesto a ofrecer su mejor fútbol. Sea o no su último año en el Real Madrid, Modric lo quiere todo.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)