By 90Min
February 12, 2019

Una de las imágenes del fin de semana deportivo en Argentina se dio en los alrededores del Monumental, pero sin ningún tipo de relación con lo que más nos gusta a todos: el fútbol.

En plena previa del partido que debían disputar River Racing por la Superliga, un hincha de Boca salió a correr con la camiseta de su club a metros del estadio, y ante el repudio de los fanáticos Millonarios comenzó a hacer gestos provocativos.


Esto no cayó bien en uno de los simpatizantes riverplatenses, que decidió ir directamente a empujarlo. Allí ocurrió lo peor: un intercambio de trompadas entre uno y otro, que rápidamente fue separado por la policía mientras estaban en el piso.


"Me saco la remera, me saco la remera", reaccionó el hombre al incorporarse, enojado, y se quejó: "Agarralos a ellos que son los que me pegaron", mientras continuaba con su corrida sin la azul y oro puesta.

Hay dos lecturas para hacer sobre el tema: la primera es que no hay derecho ni a insultar ni a agredir a otra persona por el simple hecho de lucir los colores de otra institución.

Pero al mismo tiempo, y teniendo conocimiento del riesgo que conlleva en nuestro país pasar por la casa de tu clásico, en día de partido y con la camiseta puesta, no hay necesidad de hacer gestos y "comprarse un problema", por lo que la pelea era totalmente evitable. 

You May Like