By 90Min
February 20, 2019

El FC Barcelona fue uno de los grandes protagonistas en el mercado de fichajes de invierno y nos dejó grandes sorpresas con sus incorporaciones. Con la marcha de Munir se encendieron todas las alarmas en el Camp Nou y los azulgranas salieron a la caza de un 9 para poder darle descanso a Luis Suárez pero lo que nadie imaginaba es que el elegido sería Kevin-Prince Boateng. Apenas un mes después de su desembarco en el Camp Nou el delantero ghanés está demostrando porqué no estaba en ninguna de las quinielas para ser el delantero sustituto del Barça.


Boateng comenzó su andadura en el Barcelona siendo titular en la Copa del Rey y desde entonces sólo ha participado en un partido en los que su aportación al equipo ha sido nula. Y mientras que los otros nombres que sonaron para vestir la camiseta azulgrana se destacan a base de goles en sus respectivos equipos, el banquillo se está convirtiendo en el hábitat natural de un Boateng que ayer fue descartado ante el Lyon y con el paso de los partidos se está volviendo invisible para Valverde.

Soccrates Images/GettyImages

Puede que a nivel económico la operación por Boateng fuera un chollo de esos que no debes dejar escapar, pero el sustituto de Luis Suárez debe ser algo más. El depredador uruguayo está dejando el nivel muy alto y cierto es que cualquiera que salga en su lugar va a tener muy complicado acercarse a sus números, pero hasta ahora la ayuda que venía a prestar Boateng al equipo brilla por su ausencia. Él sabía que no venía a ser titular pero seguro que no se imaginaba que iba a tener tan pocas oportunidades.


El Barcelona necesita un jugador que rinda sobre el terreno de juego de manera inmediata para poder darle descanso a Suárez y que no llegue exhausto a final de temporada, y de momento el ghanés no está siendo la solución a ese problema que tiene Valverde en la delantera. En las semanas previas al regreso de la Champions, Suárez lo ha jugado prácticamente todo y si Boateng no está entrando en las rotaciones del técnico extremeño es porque su aportación al equipo no es la que se esperaba de él. Las soluciones de emergencia no siempre salen bien y de momento eso es lo que le está pasando al Barcelona que tiene un delantero en el banquillo mientras que su 9 titular sigue cargándose de minutos.

Luis Suarez

Si las esperanzas de los barcelonistas para que Suárez llegue a final de temporada a buen nivel pasan por Boateng, más vale que Valverde improvise un plan B para darle descanso al uruguayo. El reloj corre en contra del ghanés si quiere jugar un papel importante en el Barcelona de aquí a final de temporada y de momento no ha hecho méritos suficientes para ganarse una nueva oportunidad ni da muestras de que pueda ser una solución eficaz para este Barcelona.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!

You May Like