By 90Min
March 07, 2019

La eliminación del cuadro merengue de la Champions League sigue trayendo cola. No solo en el aspecto deportivo, sino también en el plano monetario. A raíz de su estruendoso deceso dejará de percibir 45 millones de euros en concepto de regalías y la cotización de su plantilla en el mercado se ha desplomado.

GABRIEL BOUYS/GettyImages

Luego de las convulsionantes salidas de Zidane y Cristiano Ronaldo, grandes valuartes del tricampeonato de la orejona, pese a algunas mínimas alegrías, como la obtención del Mundial de Clubes, el Madrid viene atravesando severos momentos: el 5-1 sufrido en el Camp Nou, el despido de Julen Lopetegui apenas comenzada la temporada, la eliminación de la Copa del Rey y el clásico, ambos ante el Barca, en La Liga se sitúa lejos de los puestos de vanguardia y el adiós mas rotulante en Liga de Campeones frente al Ajax, quebrajó los cimientos del Santiago Bernabéu. Todos se tiran la pelota y nadie la quiere agarrar.

Según el reparto de ingresos de la UEFA la eliminación en octavos de final, que el Real Madrid sufrió por última vez hace nueve años, supone que en sus finanzas se siente el haber de 45 millones de euros de ingresos fijos, sin contar lo que hubiese embolsado de haber clasificado a la siguiente ronda. Hablamos de categorías como los derechos televisivos, las cláusulas de contratos de patrocinio asociadas a los resultados en la Champions y la venta de entradas para los partidos de cuartos de final y semifinales de la competición europea. A esto hay que sumarle la depreciación del valor de sus jugadores.


De acuerdo a la valoración en tiempo real que realiza el sitio especializado 'Transfermarkt', varios futbolistas han perdido tasación en el mercado y en conjunto suman más de 100 millones de euros. Se tratan de figuras de la talla de Marcelo, Isco, Keylor Navas, Sergio Ramos, Gareth Bale y Benzema.

Como contrapartida, las acciones del equipo holandés alcanzaron la cotización máxima de los últimos cinco años, registrada un día después de que le quitara la corona al Real Madrid, infligiendo al equipo comandado por Santiago Solari su mayor derrota histórica en condición de local. 

You May Like