By 90Min
March 08, 2019

Desde que se anunció la llegada del técnico argentino Gerardo Martino a la Selección Mexicana se ha manejado mucho la posibilidad de que varios extranjeros puedan naturalizarse para ser convocados, algo aplaudido por muchos y repudiado por la mayoría, ya que no consideran que tengan el nivel necesario o el corazón para representar el escudo nacional.


Entre los elementos que han alzado la mano para ponerse la verde están los argentinos Rogelio Funes Mori, de Rayados de MonterreyJulio Furch, de Santos LagunaLeonardo Ramos, de Lobos BUAP; Brian Fernández de Necaxa; además de otros que ya tienen la doble nacionalidad como el brasileño Camilo Sanvezzo, de Querétaro; o los colombianos Leitón Jiménez y Avilés Hurtado, de la BUAP y La Pandilla, respectivamente.

Sobre este mismo, Diego Armando Maradona, estratega de Dorados de Sinaloa en el Ascenso MX, brindó su opinión y se negó rotundamente a esa opción de ver a sus compatriotas en la selección, pues desde su punto de vista defender el corazón no es lo mismo que un pedazo de tela.


“Yo me puse a pensar en eso, me siento argentino, muy argentino, por más que me lleve a jugar en otro lado. Pero si a los muchachos se les ofrece la posibilidad de jugar y de verse en un Mundial y eso les parece lindo, defender solamente un pedazo de tela al corazón, me parece una distancia muy grande, nada más”, explicó tras el juego entre El Gran Pez y Leones Negros.

Por otro lado, el campeón del mundo en 1986 aceptó que se extraña a los clubes aztecas en la Copa Libertadores porque ya se había vuelto un protagonista, así que aprovechó para mandarle un mensaje al presidente de la FIFA, Gianni Infantino.


“Creo que sí, con México era picante (la Copa Libertadores), ahora lo que pasa es que los dirigentes dijeron que iban a hacer una FIFA nueva y resulta que el presidente Infantino, que lo llamé varias veces y no me atendió, dijo que iba a cambiar cosas, no vi ningún cambio, todo lo contrario, cada vez que alguien habla de la FIFA parece que vamos en contra y no”, declaró.

“Queremos arreglar las cosas, Infantino no sabe arreglarlo solo, esa es la verdad, no lo va a arreglar con (Zvonimir) Boban, con (Marco) Van Basten ni con otros jugadores, lo debe arreglar con todos los jugadores que jugamos mundiales”, añadió.


Asimismo, el D10S aplaudió la designación de César Luis Menotti como director de Selecciones Nacionales en Argentina, sabiendo que es un hombre de fútbol con basto conocimiento, aunque consideró que fue tardada la decisión de traerlo.

“Creo que es tarde, yo digo que es tarde, pero creo que El Flaco tendría que haber agarrado la Selección Argentina hace mucho tiempo como coordinador, como visor. Me da mucho placer haber sido uno de los jugadores que él entrenó y por supuesto que parece que sonó el timbre en la cabeza a (Claudio) Tapia e hizo una buena. Tapia era el presidente de la Federación Argentina y estaba dormido, le sonó el teléfono, lo despertó y dijo ‘voy a contratar a Menotti’, es lo que mejor que hizo porque después fueron sólo burradas”, manifestó.



Finalmente charló sobe el momento que vive con el cuadro culichi, al cual todavía tiene esperanza de levantar como lo hizo la campaña pasada.

“Ojalá supiera la clave, es simplemente el trabajo el que te da satisfacciones. Yo cuando llegué, el equipo estaba partido. Había jugadores lesionados, había jugadores que no habían agarrado el ritmo. Les dije acá llegó el patrón y cuando dije acá llegó el patrón todos a trabajar. Ese es el secreto, esa es la clave, el trabajo. Lo que demostró hoy Dorados en esta cancha donde sólo hubo un equipo”, finalizó El Pelusa.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!

You May Like