By 90Min
June 06, 2019

La Real Academia de la Lengua Española define el término 'quinta' como el "conjunto de personas que nacieron en el mismo año", un sinónimo más de generación que poco a poco queda en el olvido, relegado al uso de aquellos que hicieron la "mili". En el madridismo la palabra 'quinta' tiene un significado más especial y siempre se encuentra asociada a una persona, el "Buitre".

En este nuevo capítulo de "Equipos de época", curiosamente el quinto, encontramos a "La Quinta del Buitre" que, como el propio término indica, es la generación de futbolistas en torno a Emilio Butragueño, el "Buitre", que defendió la camiseta del Real Madrid a finales de los años 80, una etapa en la que lograron 13 títulos. Pero para entender que significó esta remesa de futbolistas, hay que comenzar, como es lógico, por su origen: ¿por qué la "Quinta del Buitre"?.

Image by Adrián Marcos

La ya famosa expresión surgió en 1983 de la cabeza de Julio Cesar Iglesias, un periodista español que tituló uno de sus artículos para El País como "Amancio y la Quinta del Buitre". En sus líneas hablaba sobre una increíble remesa de jóvenes que integraban el Castilla Club de Fútbol, que se había convertido en campeón de la Segunda División española, siendo el único filial en conseguirlo en la historia. Ese equipo estaba dirigido por el mito madridista Amancio Amaro y en sus filas había cinco grandes futbolistas: Manolo Sanchís, Rafael Martín Vázquez, Miguel Pardeza, Miguel González 'Míchel' y Emilio Butragueño.

Alfredo Di Stefano, después de convertirse en leyenda como futbolista blanco, ocupaba en aquel entonces el banquillo del primer equipo y se fijó en ese grupo de futbolistas a los que fue haciendo debutar paulatinamente. Los primeros en estrenarse en partido oficial fueron Sanchís y Martín Vázquez, que lo hicieron ante el Real Murcia el cuatro de diciembre de 1983. El central incluso marcó un gol en su primer partido con el equipo.

Image by Adrián Marcos


Unas semanas más tarde hizo lo propio Miguel Pardeza ante el Espanyol de Barcelona, y el cinco de febrero de 1984 fue Butragueño quien saltó por primera vez al campo. El delantero español no pudo soñar con un debut mejor pues salió ante el Cádiz con el equipo perdiendo por cero goles a dos y en el tiempo que estuvo sobre el terreno de juego hizo dos tantos y asistió en otro para lograr la remontada. Míchel no debutaría hasta el dos de septiembre de ese mismo año, en el primer partido liguero de esa temporada.

En 1985, con el equipo ya consolidado y los jóvenes siendo prácticamente futbolistas a tiempo completo con el primer equipo, comenzó a despegar la "Quinta del Buitre" acompañando a los Santillana, Valdano o Hugo Sánchez para lograr la primera Liga de las cinco consecutivas que lograrían y una Copa de la UEFA. Al año siguiente repetirían doblete levantando la competición doméstica y la continental.

Image by Adrián Marcos


Las cinco Ligas y las dos Copas de la UEFA serían los trofeos más importantes de esta generación, que también consiguió dos Copas del Rey, una Copa de la Liga y tres Supercopas de España. Esta generación logró además el récord, aún vigente, de más partidos consecutivos como local invicto con 121 y firmó también la mejor marca de goles en una misma liga hasta el momento al hacer 107 goles en la Liga de 1989, que también ganaron.

La "Quinta del Buitre" siempre será recordada por esos futbolistas que integraron un equipo para el recuerdo, pero el mérito también estuvo en las manos de Paco Buyo, un auténtico seguro en la portería, y los pies de Hugo Sánchez. El mexicano logró tres Trofeos Pichichi y se consagró como uno de los mejores delanteros de la historia, además de ser el líder goleador de este equipo que supo mezclar cantera y estrellas a partes iguales.

Image by Adrián Marcos


Pero, como todo en esta vida, esta etapa dorada a la que tan solo le faltó lograr una Copa de Europa se fue terminando. Pardeza fue el primero en marcharse al Zaragoza, donde hizo una gran carrera; Martín Vázquez fichó por el Torino italiano en 1985, como Butragueño, que ese mismo año "cruzó el charco" para recalar en el Atlético Celaya. Un año después fue Míchel quien emprendió el mismo rumbo que el "Buitre" para retirarse ambos en el club mexicano.


El Real Madrid dorado de finales de los años 80 se fue agotando viendo como en Liga el 'Dream Team' de Johan Cruyff y en Europa el AC Milan de Arrigo Sacchi, que les apartó de la final de la Copa de Europa de 1989, se hacían con el dominio. Tan solo Sanchís se quedó y logró lo que ninguno de sus compañeros: levantar la Copa de Europa, y lo hizo en dos ocasiones, en 1998 y 2000, antes de retirarse en el año 2001 como 'One Club Man'.

Image by Adrián Marcos

La "Quinta del Buitre" dejó entonces paso a nuevas generaciones de grandes futbolistas en el Real Madrid, el '7' de Butragueño fue heredado por Raúl, que superó en todos los registros a su predecesor pero no logró levantar cinco Ligas consecutivas. Y el capitán también se marchó y dejó su número a Cristiano Ronaldo, que batió todos las estadísticas goleadoras pero tampoco consiguió cinco ligas. Y ahora el '7', que porta Mariano (a quien, sin hacer de menos, le queda bastante grande), espera a un nuevo heredero que aspire a dejar su huella en el que posiblemente sea el número del Real Madrid por excelencia. Aunque todo eso ya lo verán los muchachos de otra quinta.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)