By 90Min
July 08, 2019

Tal como se tenía presupuestado, la selección mexicana, bajo el mando de Gerardo Martino, se coronó en la Copa Oro 2019, sin embargo, la final no fue nada sencilla ya que los Estados Unidos metieron algunos sustos al arco de Guillermo Ochoa, pero al final, gracias a un tanto de Jonathan Dos Santos todo culminó 1-0 para que así los aztecas alzaran su décimo primer título de la CONCACAF.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!


Sin más preámbulos, te dejamos lo bueno, malo y feo del encuentro:


Lo bueno

Rodolfo Pizarro. El elemento de Rayados de Monterrey demostró esa garra que tiene para encarar rivales y tratar de ser el hombre que comande las acciones. En el primer tiempo intentó pero no se vio tan fino, sin embargo, en el complemento salió lleno de energía y comenzó a crear varias jugadas al desbordar por las bandas y adentrarse al área, además el gol arrancó desde sus pies cuando le cedió la pelota a Edson Álvarez y luego este se la dejó al menor de los Dos Santos.



El tanto de Jonathan y su participación. La realidad es que México desperdició varias oportunidades en el segundo tiempo y fue cuando tras una buena jugada, el hombre del Galaxy se dio confianza y disparó desde los linderos del área para colocar el esférico en el ángulo superior izquierdo, evitando a toda costa que el cancerbero Zack Steffen pudiera hacer algo. Aunado a ello, el hijo de Zizinho fue un hombre determinante en el mediocampo al participar en las salidas y probar los disparos de larga distancia.


Andrés Guardado y Paco Memo. El Principito demostró por qué es el actual líder del cuadro nacional, ya que gracias a su experiencia fue muy participativo en el mediocampo, subió y bajó, además intentó varias veces los tiros de media distancia, quedando cerca de marcar en el primer tiempo, aunado a ello, evitó la caída del marco mexicano, pues en un centro Jordan Morris ya había vencido al guardameta con un cabezazo pero el capitán apareció para rechazar de cabeza justo en la raya; por otro lado, el ex del América también dio a conocer porque es el segundo capitán al evitar dos ocasiones de gol, siendo factor a lo largo de la eliminatoria.


No todo fue perfecto pero se debe dar aplausos también a Jesús Gallardo, Luis Rodríguez y Edson Álvarez por el juego que brindaron, cumpliendo varios de ellos en sus funciones principales, consolidándose cada vez más en el Tricolor, además resaltar el torneo de Uriel Antuna.


Lo malo


El arbitraje del guatemalteco Mario Escobar. No sacó ninguna tarjeta, aun cuando debió hacerlo desde los primeros minutos por las fuertes llegadas que estaban empleando los norteamericanos, por tal motivo, los mexicanos se prendieron y en ocasiones también hicieron algunas faltas de más. Obviamente su pésimo control del partido hizo que se le fuera de las manos y continuamente recibió reclamos por parte de los dos bandos, además del técnico Tricolor, que pedía fueran sancionados con cartones amarillos los rivales.


La defensa azteca, sobre todo Héctor Moreno. Al principio tuvieron muchos errores garrafales, tanto él como Carlos Salcedo, ya que en una ocasión dejaron hacer a Jozy Altidore lo que quisiera para darle el balón a Christian Pulisic, quien se encaró mano a mano con el arquero, quien evitó la caída de su arco, y en otra, al no hablarse con El Titán ni con Memo, el balón había quedado frente a la portería a merced de Paul Arriola, que remató con poco ángulo pero dando un nuevo susto a los hombres del Tata.

La final en general. Aunque el juego fue bastante cerrado, se percibió una final con tintes aburridos pues se esperaba más del compromiso, incluso los presentes en las tribunas reflejaban en sus caras algo de desesperación y cero emoción, algo muy diferente a los cotejos contra Costa Rica o Curazao.



Raúl Jiménez. De forma increíble, el delantero del Wolverhampton dejó ir varias oportunidades claras de reflejarse en el marcador, viéndose totalmente diferente a aquel que milita en la Premier League, aunque se aplaude su taquito para el gol. Inexplicable que le entregaran el premio al Mejor Jugador del Torneo.


Lo feo

Un susto ocasionado por Pizarro. Justo cuando la primera mitad del encuentro estaba por terminarse, el mediocampista cayó mal e hizo parecer que se había doblado el codo, lo que prendió las alarmas en la banca mexicana, así que rápidamente Orbelín Pineda se levantó a calentar, aunque no se desesperaron y esperaron a que acabara el tiempo para revisar al ex de Chivas y funcionó, pues en el complemento estuvo de vuelta.


Las brutales entradas de los de las Barras y las Estrellas. El primero fue Altidore que realizó una fuerte barrida sobre Jonathan en el mediocampo, que bien pudo haber sido de roja y hasta pudo provocarle una lesión, aparte otra más de Moreno donde le colocó las rodillas en la espalda al atacante estadounidense, que bien pudo ser roja sin problema.


Altidore pudo definir el encuentro desde los primeros minutos. Los estadounidenses eran dueños de la redonda al arranque y el delantero falló la más clara de todas pues después de quebrar la cintura de Moreno y encararse contra Ochoa, sacó un disparo que se fue desviado.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)