A pesar de que Agustín Marchesín prácticamente ya tiene maletas hechas para llegar al fútbol portugués, Kevin Trapp fue la la primera opción del Porto para reforzarse.

El diario portugués A Bola confirmó que los dragones siguen en la búsqueda de un arquero titular, ya que al actual portero, Iker Casillas, sufrió un infarto hace un par de meses y su futuro aún no está claro.

Trapp estaba hasta el día de ayer en lo más alto de la lista de opciones para sustituir a Casillas. El arquero alemán termina su contrato en el PSG esta temporada por lo que el Porto querría apresurar ese proceso e incorporarlo a sus filas lo antes posible.

Sin embargo, la situación habría dado un giro de 360 grados ya que la llegada del arquero argentino es inminente. 

Ahora el que está obligado a conseguir un nuevo portero es el América, que tendría entre sus opciones al peruano Pedro Gallese, a los argentinos Franco Armani y Esteban Andrada, al brasileño Thiago Volpi y en el mejor de los casos, conseguir repatriar a Francisco Guillermo Ochoa.