By 90Min
August 21, 2019

Este martes se jugaron las dos semifinales de la Leagues Cup para finalmente conocer cuál será la gran final de esta primera edición entre clubes de la Liga MX y MLS, con el trofeo quedándose en suelo azteca, pues Tigres y Cruz Azul lo disputarán.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!



A 'La Máquina' le costó más de lo esperado vencer por 2-1 al Galaxy de Los Ángeles, pues a pesar de traer a su cuadro de lujo, por momentos se vio confiado, lo cual causó gran molestia en el técnico lusitano Pedro Caixinha, pero al final, logró el cometido y ahora espera sumar un trofeo más a sus vitrinas.

Sin más preámbulos, en 90min les dejamos lo bueno, malo y feo que dejó el cotejo:


Lo bueno

Gracias a la victoria de los celestes, se demostró una vez más que los clubes aztecas tienen cierta superioridad sobre los de Estados Unidos, pues a las semifinales sólo había accedido uno de la MLS y ahora gracias a las dianas de José Madueña y Orbelín Pineda, los pupilos del Forcado se instalaron en la gran final.



Orbelín Pineda. El Mago está recuperando ese nivel que parecía perdido, pues se encargó de orquestar y abrir los espacios para que el cuadro de La Noria generara peligro ya fuera por las bandas o el centro. Aportó la asistencia del primer gol, casi mete una diana a través de un cabezazo y al final condecoró su gran momento con un golazo.

Efraín Álvarez. No cabe duda que el mexicano-estadounidense es una gran promesa para el fútbol, demostrando porque ya es parte de las categorías menores de la selección tanto Tricolor como de Las Barras y Las Estrellas, ya que fue el encargado de tomar las riendas de su equipo para generar el poco peligro al arco cementero.





Lo malo


Jesús Corona. El guardameta realizó una buena atajada en un tiro libre de los galácticos, se confió en un disparo lejano, pues el balón terminó botando de más, con lo cual se incrustó en el arco y le dio el empate momentáneo a los hombres de Guillermo Barros Schelotto.



La confianza cementera. Una vez que se fueron adelante en el marcador, bajaron sus esfuerzos por hacer más goles y por lo tanto, se relajaron, algo que les costó caro pues en una jugada de contragolpe Emil Cuello logró conseguir el empate, afortunadamente esta jugada hizo que despertaran y nuevamente hicieran las cosas como al inicio.


Lo feo

La poca seriedad de la MLS. Después de haber perdido a tres de sus equipos en los Cuartos de Final, se esperaba que el cuadro angelino sacara la casta por el resto del país, pero no, el técnico en una conferencia de prensa previa había dicho que si verían participación sus principales figuras como el sueco Zlatan Ibrahimovic y el argentino Cristian Pavón, y en lugar de eso decidió sacar un cuadro alternativo plagado de reservas y gente del segundo equipo, con lo cual demostró el poco interés que le dieron a este nuevo certamen que ellos mismos se decidieron a crear.



Igor Lichnovsky y Roberto Alvarado. No tuvieron un buen cotejo, al chileno le ganaron varios mano a mano en el centro del campo y tuvo que recurrir a faltas mientras El Piojo no se encontró, pues sólo tuvo un pequeño destello en casi 75 minutos.

You May Like