By 90Min
August 26, 2019

En un deporte sumergido entre corrupción y nepotismo, un personaje del futbol mexicano que siempre fue criticado por su forma de dirigir los encuentros, así como su toma de decisiones, demostró desde un nuevo cargo, una ética y profesionalismo que no muchas veces se ve en el fútbol actual. 

Marco Antonio Rodríguez tenía ante él la oportunidad de convertirse en técnico profesional tras haber firmado con el Unión Deportiva Salamanca, sin embargo, luego de darse el anuncio, Chiquimarco renunció al enterarse que el plan era utilizar su nombre, por tener los títulos para dirigir en competencias de la UEFA, mientras José Luis Trejo era quien realmente tomaba las decisiones tras bambalinas. 

Chiquimarco pudo haber optado por guardar silencio y funcionar como prestanombres para así ir ganándose un valor dentro del futbol mundial, pero un hombre que dedicó gran parte de su vida a que hubiera legalidad y legitimidad en el futbol, así como justicia, no podía permitir que eso sucediera, aunque significara tener que perder la oportunidad de estar por primera vez en el banquillo. 

Marco Antonio Rodríguez fue criticado duramente cada vez que silbó un partido en la Liga MX, sin embargo, su calidad humana y profesional lo llevaron a ser árbitro mundialista y continuar con una brillante carrera, por lo que mientras siga manteniendo esa línea ética y profesional, seguramente lo veremos muy pronto dirigiendo de manera real a un equipo de futbol.  

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like