By 90Min
September 06, 2019

Robert Moreno ha llegado a La Roja pisando fuerte y en su primer partido como seleccionador al frente de España ha zanjado, y parece que de forma definitiva, el eterno debate en torno a la portería. Sí, hubo sorpasso ante Rumanía y el técnico decidió apostar de inicio por Kepa en vez David de Gea, algo que a muchos no les pilló de sorpresa. Los fallos del meta del United durante el Mundial de Rusia y en la UEFA Nations League aún pesan mucho y le han condenado a favor de un Kepa que ante Rumanía hizo lo que se le reclama a un portero, salvar a su equipo con intervenciones decisivas y no perder puntos por el camino.


Con cada partido que jugaba la selección disminuían los apoyos de De Gea por sus pobres actuaciones y más de una cantada que privó a La Roja de las victorias ante Portugal o Croacia. En el fútbol los errores se pagan caro e inexplicablemente De Gea había estado alargando su crédito más de lo esperado, pero a Moreno no le ha temblado el pulso a la hora de quitar al que estaba considerado como el sucesor de Casillas. El presente y el futuro de la portería de España ha cambiado de dueño y tiene nombre y apellidos, Kepa Arrizabalaga. Y no sólo se ha ganado el derecho a ser titular por los fallos de su competidor sino por méritos propios.

PIERRE-PHILIPPE MARCOU/GettyImages

En el último partido ante Suecia, Luis Enrique decidió que Kepa fuese el titular y esa apuesta del asturiano ha sido ratificada por Moreno, y de momento la jugada está saliendo bien. Ante Rumanía Kepa tenía por delante su primera gran prueba de fuego y la superó con nota. El guardameta del Chelsea fue determinante en los momentos que debía serlo y fue clave para que España consiguiese los tres puntos. Kepa realizó dos paradones que desesperaron a Cosmin Contra, a los jugadores rumanos y a los aficionados que poblaban las gradas del Arena Națională, y en España más de uno pensó que con De Gea esas dos acciones habrían supuesto un gol en contra.

Kepa lo tiene todo a favor, se ha ganando por derecho propio ser el titular de La Roja, tiene la confianza del técnico y confianza en sí mismo, algo imprescindible para un portero, trasmite una seguridad bajo los palos que De Gea ha ido perdiendo por el camino, y ha demostrado que los que confiaron en él no se han equivocado. Ahora le toca seguir creciendo para afianzar un puesto que ya es suyo y con partidos como el de ayer seguro que no da pie a que se abra de nuevo el debate. La portería de La Roja es suya.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like