By 90Min
September 12, 2019

Una goleada en contra de grandes magnitudes terminó con el invicto de los dos técnicos más recientes de la selección mexicana, el infame 7-0 a contra Chile en Copa América de 2016 para Juan Carlos Osorio y la reciente derrota por 4-0 contra Argentina para Gerardo Martino. 


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!


El 'Tata' Martino debutó con el Tri con una victoria ante Chile en marzo del presente año y no tuvo problema alguno para vencer en amistosos a equipos como Ecuador, Venezuela y Paraguay, para llegar a la Copa Oro, donde el combinado nacional venció a Cuba, Canadá, Martinica, Costa Rica, Haití y Estados Unidos, rival al que Martino venció otra vez el viernes pasado. Antes del partido de Argentina, el saldo de la selección era 32 goles a favor y 14 en contra, con 11 juegos invicto. Tuvo que llegar la selección de Argentina sin sus principales figuras para propinar el primer revés de la era Martino con un contundente 4-0. 

Por otro lado, lo mismo sucedió con Juan Carlos Osorio, que no conoció la derrota en sus primeros 10 juegos al frente del Tri, con nueve victorias y un empate. El colombiano ganó partidos amistosos, de eliminatorias mundialistas y en la fase de grupos de Copa América, hasta que se topó con Chile en cuartos de final, que goleó a México 7-0, la mayor cantidad de goles en contra para el Tri desde 1961.


Además, por su fuera poco, seis jugadores fueron titulares y jugaron la mayoría de estos partidos que terminaron en vergonzosas goleadas: Guillermo Ochoa, Néstor Araujo, Miguel Layún, Héctor Herrera, Jesús 'Tecatito' Corona e Hirving Lozano. Es decir, la mitad del equipo fue partícipe en ambas derrotas.

Cabe destacar que la goleada ante Chile quedará marcada en la memoria de los mexicanos, pues fue en eliminatorias de un torneo importante como lo es la Copa América y ha sido la mayor humillación que se ha visto en décadas. Por otro lado, la derrota contra Argentina deja mucho que pensar, pues el Tri alineó lo que muchos consideraron su XI más fuerte, contra una Albiceleste llena de bajas importantes, como Lionel Messi, Sergio Agüero o Ángel Dí María. 

La diferencia entre una y otra es que la goleada de Chile llegó demasiado tarde, México tenía el ego en el cielo y fue sacado a patadas de una Copa América donde se autonombró 'favorito', fue un balde de agua fría una vergüenza con todo el significado de la palabra.

LA goleada de Argentina llega en un momento clave, en un partido amistoso con más que suficiente tiempo para mejorar, corregir errores y regresarle los pies a la tierra a los jugadores que de repente, solamente por vestirse de verde comienzan a sentirse intocables.

You May Like