By 90Min
September 15, 2019

El Cruz Azul dio mucho de que hablar durante la última Fecha FIFA, desde el despido de su técnico Pedro Caixinha, hasta la exhibición de problemas entre los dirigentes y la renuncia de Ricardo Peláez, quien hasta ese momento era la mente maestra detrás del plan para conseguir el campeonato. 

Los problemas entre hermanos en los altos mandos de la cooperativa terminaron perjudicando al equipo de futbol, pues tanta hambre por demostrar quién tiene en verdad el poder, destruyó los cimientos de lo que parecía ser un proyecto estable y que poco a poco daría resultados. 

Ya sin las bases establecidas por alguien capaz de conseguir grandes cosas en el futbol mexicano, La Máquina regresó al mismo lugar en el que ha estado las últimas décadas, perdido sin la capacidad de volver a ser considerado un equipo de jerarquía en la Liga MX

A veces hay cosas inexplicables en el futbol, pero la sequía de títulos en Cruz Azul, así como la incapacidad para que sus jugadores puedan sacar al equipo adelante, son fáciles de entender cuando se ve el contexto y lo que sucede en la parte más alta de la dirección de este club, mismo en el que terminan por pagar los platos rotos los aficionados. 

Robert Dante Siboldi comenzó ya su paseo por el banquillo celeste, pero tras el empate 0 a 0 ante el Veracruz, peor equipo del futbol mexicano y que no ha ganado ninguno de sus últimos 35 partidos, quedó demostrado que tantos problemas y cambios en el equipo, han cobrado factura, teniendo que comenzar de nuevo con todo el funcionamiento del plantel y ahora sin una cabeza capaz de poner orden y generar un plan estructurado desde arriba.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like