By 90Min
September 22, 2019

El galés tuvo un gesto desafortunado en los instantes previos a la disputa del envite de Liga de Campeones en el Parque de los Príncipes. Al recibir el banderín del equipo, no quiso posar con él, algo que tampoco hizo Raphaël Varane y sí Daniel Carvajal.

Gareth Bale protagonizó un momento cómico y, aunque pueda parecer anodino en cuanto a relevancia, no lo resulta en su acepción relativa a calmar el dolor. Pocos minutos antes de que el Real Madrid iniciase su trayectoria en la presente edición de la Liga de Campeones, rechazó salir con el banderín del equipo en la mano y se lo cedió al lateral derecho tras haberlo recibido en manos del zaguero galo.


En su estricto contexto significa un simple objeto, sin demasiada importancia, pero resultó metafórico con la imagen dada por el club merengue frente al Paris Saint Germain, dado que no se sostuvo por ningún sitio frente a un equipo que no tenía a sus hombres más importantes en ataque como Neymar da Silva, Kylian Mbappé ni Edinson Cavani. El galés, del mismo modo que sus compañeros, tuvo una noche para olvidar.

GEOFFROY VAN DER HASSELT/GettyImages


El banderín del equipo puede no tener mayor importancia que un hecho anecdótico, pero en el caso de Gareth Bale son varios los gestos de poca implicación e incluso desinterés sobre todo lo que rodea al Real Madrid, como aquella ocasión en la que se marchó a jugar al golf cuando sus compañeros tenían un partido. Ya estuvo cerca de salir este verano, con Zinédine Zidane deseando abiertamente que se confirmase su partida cuanto antes mejor, pero finalmente se ha quedado y, por el momento, está siendo el segundo máximo goleador de la plantilla pese a detalles como este.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like