Cruz Azul vive horas de tensión. Volvió a perder, ahora contra Santos Laguna, y se quedó en el fondo de la tabla general con apenas ocho puntos de 27 disputados. En reacción, un grupo de aficionados cementeros presentes en el TSM se manifestaron de manera insólita y hasta un tanto humillante.

Después del 2-0 marcado por Djaniny Tavares, cinco seguidores celestes sacaron unas bolsas de cartón con caras de desagrado trazadas y se las pusieron en la cabeza. 

No conformes, según reportaron testigos presentes en el estadio, se dieron a la tarea de repartir algunas para quien quisiera sumarse a la humillante protesta.

5a94861939e96e3f41000003.jpg

En números, la situación no pinta para menos. Desde que Caixinha asumió ha dirigido 16 encuentros y apenas ganó uno. Sumado a ello, hace unos días Cruz Azul selló su eliminación de la Copa MX ante Alebrijes en casa y hoy está en el 15° lugar del Clausura 2018.