El FC Barcelona tiene por delante los días más decisivos para culminar su buena temporada. Los blaugranas ya están clasificados a la final de Copa del Rey y tienen un colchón bastante importante en el campeonato liguero. Además, son el único equipo de La Liga que ha conseguido clasificarse para cuartos de final de la Champions. Esto no les ha de hacer relajarse, pues el mes de abril se les antoja bastante complicado. Incluso antes de empezar abril, en la última jornada de marzo, tienen un encuentro complicado: el derbi de la Ciudad Condal ante el Espanyol se jugará el sábado 30 a las 16:15.

rcd-espanyol-v-fc-barcelona-la-liga-5c9ba0bfe8e1b86233000001.jpg

El calendario elaborado por la competición de Javier Tebas ha hecho que durante este mes haya competición intersemanal, lo que podría perjudicar el descanso de los blaugranas. El primer partido del mes se disputará el 2 de abril ante un Villarreal que se está volviendo a reencontrar consigo mismo. Superado este partido, el 6 de abril, tendrán el partido más difícil de lo que les resta temporada. Los culés reciben al Atlético de MAdrid La última oportunidad de los colchoneros para engancharse a la lucha por el título.

fbl-esp-liga-atletico-barcelona-5c9ba16b6330eaae63000003.jpg

Estos días convulsos finalizarán con la visita del FC Barcelona a Old Trafford. El 10 de abril, después del duro partido contra el Atleti, los culés tienen la ida de los cuartos de final. Esta dificultad añadida hace pensar que Valverde pueda hacer rotaciones en el choque frente a los rojiblancos.

fc-barcelona-v-olympique-lyonnais-uefa-champions-league-round-of-16-second-leg-5c9ba1b96330ea99af000003.jpg

Tras el primer encuentro contra el Manchester United, los culés visitan El Alcoraz. Los oscenses, jugándose la vida, intentarán dar la campanada el 13 de abril. Este partido sí que parece propicio para las rotaciones, incluso Messi podría descansar. Pues solo tres días después, el 16, reciben al Manchester United en el partido definitivo en el Camp Nou.

fc-barcelona-v-sd-huesca-la-liga-5c9ba1f16330ea5abe000001.jpg

La vuelta de los cuartos de final no relaja el calendario. Este se sigue apretando y los culés se enfrentan en cuatro días a dos equipos vascos. El 20 reciben a la Real Sociedad y el 23 de abril viajan a Mendizorroza para enfrentarse a un Alavés que sigue soñando con Europa. El siguiente fin de semana reciben al Levante en casa y, si pasan, culminan el mes con la supuesta ida de semifinales de Champions League. Un mes solo apto para valientes.