By 90Min
September 25, 2019

Victoria del Barça ante el Villarreal en el día de ayer. Una victoria que se puede tomar como 'balsámica' viendo como está siendo este inicio de temporada del equipo blaugrana y de la entidad del rival. El inicio del partido estaba marcado por el número 8, en honor a los goles que marcó el City de Guardiola al Watford... y en honor a la posición con la que empezó la jornada el Barça.

Image by M. Navas

El partido empezó de forma inmejorable... con gol de Griezmann y primera conexión con Leo Messi, algo que encandiló a los aficionados del club. 

Image by M. Navas

Pero como la cosa iba anoche relacionada con el número 8, por allí apareció Arthur Melo para colar un misil por la escuadra de Sergio Asenjo. 

Image by M. Navas

En esos momentos, el Barça estaba poniendo de manifiesto su máxima esta temporada... dócil fuera de casa, pero agresivo en campo propio. A los 16 minutos, ya iba 2-0.

Image by M. Navas

Sin embargo, y recordando el número 8 de nuevo, Cazorla tenía algo que decir en el partido e imitó a su homologo azulgrana con otro misil, poniendo el 2-1 final. 

Image by M. Navas

A partir de ahí, el partido estuvo marcado por dos aspectos. Primero la lesión de Messi, lesionado de nuevo. Aunque entre la mayoría de los aficionados cundió el sentimiento de pena, no todos los azulgranas 'están tristes' con la nueva lesión.

Image by M. Navas


Image by M. Navas

Segundo fue la entrada de Ansu Fati, la única alegría del equipo en la segunda mitad...

Image by M. Navas
Image by M. Navas

Al final, el Barça se hizo con la victoria y 'sanó' sus heridas, aunque dejó más sombras que luces y una nube en forma de lesión oscureció el panorama del equipo.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like