By 90Min
September 16, 2017

Real Madrid empezó de la mejor manera su defensa de la Champions League, el bicampeón inició su andadura por la máxima competición continental como la dejó el pasado junio: con victoria. Si bien es cierto que el APOEL de Nicosia es a priori un rival menor, los blancos no dieron opción a los chipriotas, que se llevaron un contundente 3-0.

Sin embargo y a pesar de la victoria, no todo es alegría en el conjunto merengue.

Problema de actitud


Y es que la primera parte no gustó nada al míster, los blancos se fueron con un solo gol a favor y una producción de juego demasiada baja, pues no generaron más de opciones de go.

El francés les pidió a los futbolistas más intensidad, la que les falta en muchas primeras partes, y les señaló que si no lo dan todo durante los 90 minutos no siempre saldrán bien las cosas, y les recordó los empates ante el Valencia y el Levante.


Señalado


GABRIEL BOUYS/GettyImages

Y si hubo un jugador que se llevó más reprimenda que el resto, según ha podido saber, este fue Bale. El de Cardiff no tuvo una buena tarde ante el Levante, cuando tuvo que entrar en el lugar del lesionado Karim Benzema, y quedó claro que la posición de ariete no es la suya. Pero ante el APOEL regresó a su posición natural, y tampoco alcanzó el nivel esperado, algo que le molesto mucho al DT.

Por ese mismo motivo, Zidane en su molestia decidió sacarlo en el segundo tiempo y no le permitió terminar el juego.

Sin duda Bale cada día está más lejos de convencer en el Madrid y hasta ya se habla de que Zidane ha dado el visto bueno para recibir ofertar por el jugador y buscar un crack que llegue a remplazarlo.

You May Like