By 90Min
October 02, 2017

El encuentro entre el FC Barcelona y la UD Las Palmas del 1 de octubre finalmente se disputó, aunque algunos jugadores del equipo azulgrana estaban en contra de jugar ese partido por la situación que se estaba viviendo en Cataluña.


Este domingo se vivió una situación excepcional en Cataluña con la celebración del referéndum ilegal por la independencia de la comunidad. Ante esta situación, en principio el FC Barcelona decidió que el encuentro frente a la UD Las Palmas previsto para las 16:15 no se iba a jugar y pidió permiso a LaLiga y otras instituciones para cancelarlo.


Pero LaLiga no otorgó el permiso y ante la advertencia de perder seis puntos, finalmente el presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, decidió que el partido se jugase. Sin embargo no todos los jugadores estaban de acuerdo con esa decisión.


Según informó el periodista Manolo Lama en la Cadena Cope, Gerard Piqué era uno de los partidarios de no jugar el encuentro, mientras que Leo Messi apostó por jugar: "Piqué va a Bartomeu para decirle que él no quiere jugar y le invita para que baje al vestuario para que vea cómo está la gente. Bartomeu baja y Messi encabeza el grupo de los que dice que hay que jugar. No ha habido votación pero el grupo de Messi gana por encima del grupo de Piqué".

Desde el diario Marca indican que Sergi Roberto era otro de los jugadores que presionó para que no se disputase el encuentro, mientras que Iniesta estaba a favor de jugar: "Que no quede que hemos sido nosotros los que tomamos la decisión, es una cuestión del club", dijo el capitán.


Y efectivamente fue Josep Maria Bartomeu quien decidió que se jugase el partido.

Alex Caparros/GettyImages

Por su parte, la UD Las Palmas mostró su indignación porque el Barcelona tomó todas las decisiones de forma unilateral sin tener en cuenta en ningún momento al equipo canario: "El Barça no ha contado con nosotros para nada”, declaró el director general del club, Patricio Viñayo en Radio Marca.

You May Like