By 90Min
October 02, 2017

Todo parecía que el duelo entre Tigres y Chivas terminaría en empate, pero al minuto 93 se marcó una pena máxima, misma que cobró de manera magistral Juninho para darle la victoria a al equipo felino. Así los del Tuca Ferretti se llevaron el triunfo de último minuto. El simple hecho de tener un penal a favor causó la euforia del delantero auriazul, Eduardo Vargas, quien haber salido de cambio, aventó un bote de agua en la banca para manifestar su felicidad.

Cuando Juninho marcó el penal, Eduardo Vargas festejó efusivamente hacia la banca contraria, específicamente contra Matías Almeyda en una clara burla y provocación hacia el técnico y el club rojiblanco. En esos momentos Matías Almeyda hizo una seña de "ahorita nos vemos".

Al finalizar el partido, Vargas le diría a Almeyda: “Ándate a llorar con tu equipo”, le habría gritado el chileno mientras se retiraba del campo de juego y se reía. Almeyda lo fue a increpar señalándole que “haces mal con tu comentario”, cuando fue ahí que ambos clubes se arrinconaron y hubo un conato de pelea.


Ahí todo se encendió, los jugadores de Chivas, algunos iban a pedir respuestas por las burlas de parte de los jugadores felinos, y otros iban a calmar a sus compañeros. Mientras tanto los de Tigres pedían a la afición apoyo, levantando ambas manos, acciones que fueron correspondidas y hacían encender el Volcán.

Los jugadores del Guadalajara estaban molestos por el actuar "burlón" de los rivales. Uno de ellos era Rodolfo Cota, quien no se quedó con los brazos cruzados y no perdió la oportunidad de presumir su último título, el cual se lo ganaron a Tigres. Señaló la estrella en su escudo, en alusión de que se las habían ganado, y eso hizo enojar a la afición felina.

Image by Danny

No pasó a mayores, pero vaya que estos equipos empiezan a tener grandes piques deportivos.

You May Like