By 90Min
October 06, 2017

En medio de la desazón que genera el mal rendimiento de la Selección Argentina, cuesta entender la mala suerte que tuvo Fernando Gago en el partido de ayer. 

Recuperado de dos lesiones graves ( se rompió el tendón de aquiles casi consecutivamente), era uno de los más pedidos para jugar contra Perú. Se decía que podía entenderse con Messi casi como ninguno. Y por eso Sampaoli lo puso a poco de comenzar el segundo tiempo.

Sin embargo, siete minutos después de haber ingresado el volante de Boca giró mal y se quedó en el piso. Automáticamente se temió lo peor, sobre todo a partir de la cara del jugador, que presentía una lesión de gravedad.


Tras ser atendido, los médicos le pidieron que salga, pero el volante discutió con ellos y les insistió para volver a la cancha. Lo consiguió, pero duró unos segundos y tuvo que dejarle su lugar a los 21 a Enzo Pérez.

Finalmente, se confirmó que sufrió la rotura de los ligamentos cruzados, por lo que estará fuera de las canchas no menos de 6 meses.


¿Volverá a jugar al fútbol? 




You May Like