By 90Min
October 11, 2017

Y luego de tanto luchar Islandia hizo historia una vez más. Sin vueltas. Tras vencer 2-0 a Kosovo, en la última fecha de las Eliminatorias para Rusia 2018, el pequeño país del noroeste de Europa logró lo que nunca había conseguido: clasificarse a una Copa del Mundo. 

Y con esto también entró en el Libro Guinness de los Récords, ya que hasta ahora jamás un representante de un país con menos de 1.000.000 de habitantes había jugado un Mundial.

Con apenas 103.000 kilómetros cuadrados de superficie y 331.811 habitantes, según el censo de 2016, Islandia ratificó todo lo bueno que viene haciendo en materia futbolista. 

La celebración de los jugadores al final del partido, espectacular que vale la pena ver una y otra vez. 

Ya en la Eurocopa del año pasado, disputada en Francia, los isleños se destaparon como la gran revelación del torneo e hicieron famosa su celebración. En su debut, de hecho, empataron con la Portugal (que luego fue campeona) de Cristiano Ronaldo y lograron pasar la zona de grupos con otro empate ante Hungría y un triunfo frente a Austria.

You May Like