By 90Min
October 29, 2017

El comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, anunció la suspensión del primera base de los Houston Astros, Yuli Gurriel, por cinco juegos cuando inicie la temporada 2018 luego de su gesto racial hacia el lanzador de Los Angeles Dodgers, Yu Darvish.

Sin embargo, existe un grupo de gente que no ha estado de acuerdo con la medida, algo a lo que el comisionado respondió.

"Entiendo que la gente podría tener puntos de vista diferentes", comentó Manfred a los periodistas antes del Juego 4 de la Serie Mundial. "No hay duda de que es una decisión difícil, pero traté de utilizar mi mejor juicio".

Además de su deseo de no castigar injustamente a los Astros, Manfred proporcionó otras tres razones para saber cómo llegó a la decisión de diferir la suspensión de Gurriel hasta 2018.

En primer lugar, dijo Manfred, quería que la suspensión de Gurriel resultara en la pérdida de salario (excluyendo los pagos de bonificación, los jugadores no cobran en octubre, recibiendo la totalidad de su salario en el transcurso de la temporada regular de seis meses). 

Manfred también citó el deseo expreso de Darvish de seguir adelante, y sintió que impulsar la suspensión de Gurriel para el próximo año era la mejor manera de hacerlo. Finalmente, aplazar la suspensión le permitiría a Gurriel ejercer sus derechos de agravio, aunque la MLBPA ya anunció que no apelará la decisión.

You May Like