By 90Min
November 08, 2017

Este fin de semana se vivió un derbi provincial en Tercera División, entre UB Conquense y CD Pedroñeras. Este encuentro no sería noticia de por sí, sin embargo un suceso extraño, de esos que nos asombran. Posiblemente el penalti más absurdo de la historia, si esto ocurre en Primera o en alguna de las ligas europeas más importante, habría dado la vuelta al mundo.

La acción comienza con un delantero del Conquense cojeando, se trata de Adibe, que se encontraba lesionado. El segundo protagonista en Juancar, defensor del Pedroñeras, que intenta despejar el balón en dos ocasiones pero falla y da opciones al delantero de llegar al área. Una vez allí el delantero blanquinegro cae al suelo y Cuevas, otro defensor del Pedroñeras, coge el balón con las manos pensando que el árbitro había señalado penalti, cuando el colegiado extendía las manos en señal de que no había pasado nada, ahora sí, penalti.

Pero la cosa no queda ahí. Después Javi Soria es el encargado de ejecutar la pena máxima para el Conquense. Dispara y el portero rechaza el balón, que vuelve a quedar en manos de los locales. La pelota llega de nuevo a Javi Soria en una posición muy cercana a la portería rival, pero este la envía a las nubes acabando con la jugada.

Finalmente el encuentro acabo 2-0 a favor del Conquense, los blanquinegros pudieron ampliar su ventaja con esta absurda acción, sin embargo todo quedó en nada. Tras el encuentro el Conquense queda séptimo del grupo 18 de Tercera División, el Pedroñeras, por su parte, acaba la jornada en puestos de descenso (19º).

You May Like