By 90Min
November 18, 2017

Partido grande en la Liga esta jornada entre dos de los mejores equipos del continente y encima de estreno. Ha sido el primer derbi madrileño en la nueva casa del Atlético y tanto Simeone como Zidane salieron con toda la artillería.






Era un partido importante para dos hombres como Cristiano y Griezmann. Ambos no han comenzado la temporada brillantemente, y visto lo visto, la situación no ha cambiado para nada.

Los primeros minutos no tuvieron gran emoción, a excepción de la ocasión de Correa. De lo más destacado fue la carrera en velocidad en la que Cristiano se vio superado por Juanfran. 

Eso, y el pelotazo en la cabeza que le propinó Correa a Benzema (¿intencionado?) y que hizo que el francés tuviera que salir para ser atendido. A partir de ahí el partido se fue calentando y poco tardó en llegar la primera amarilla a Carvajal por su entrada a Lucas.


La tónica habitual no cambia y la intensidad en este tipo de partidos es habitual. Prueba de ello es el penalti no pitado y como ha quedado la nariz de Ramos después de un remate de cabeza.

Fue tal el golpe recibido por Ramos que finalmente tuvo que ser sustituido por el Nacho. 



La primera parte terminó con el partido roto, los jugadores exhaustos y los aficionados más animados viendo como se había desarrollado el primer tiempo. El Atlético dominó mas los primeros minutos pero acabó reventado y cambió de estrategia durante la segunda parte. No tardó tampoco en dar entrada para buscando su juego vertical. 



No fue tan grave la lesión de Ramos y el camero volvió rápidamente al banquillo del Real Madrid.


La segunda parte fue durante gran rato un tostón, hasta que los entrenadores decidieron mover los banquillos. Simeone no dudó en quitar a Griezmann viendo el nulo rendimiento y el Wanda Metropolitano lo despidió con pitos.


Poco tardó Gameiro en tener una clara de gol, la sacó el francés Varane.

Si los defensores franceses han sido la cara (Varane y Lucas Hernández), los atacantes hoy han dejado que desear. Al mal partido de Griezmann se ha unido el de Karim Benzema. Cristiano tampoco ha hecho un buen partido y ya hay quien duda de que el portugués sea merecedor del Balón de Oro.

En los minutos finales el Real Madrid tuvo más interés en llevarse el partido, pero el intento ha sido estéril.


Al final resultado a gafas, 0-0. El marcador no deja a nadie contento y la estadística no engaña, la Liga esta ya muy cuesta arriba para los dos. Al menos el partido ha sido tremendo en cuanto a intensidad. Los equipos han ofrecido un esfuerzo físico bestial.




You May Like