By 90Min
November 27, 2017

El jugador azulgrana mandó un mensajito a la afición del conjunto ché después del partido entre el Valencia y el FC Barcelona en un partido en el que el lateral fue silbado por la que fue su afición durante tres temporadas.


El FC Barcelona consiguió arrancar un empate en Mestalla gracias al gol de Jordi Alba en el minuto 81. Pero precisamente el lateral azulgrana fue uno de los jugadores que se marchó más enfadado del feudo valencianista, no por el resultado sino por el recibimiento de la afición.

David Ramos/GettyImages


Al finalizar el encuentro el lateral sorprendió por sus duras palabras contra esa parte de la afición que le recibieron con silbidos: "No entiendo los recibimientos que me hacen desde hace seis años. Creo que tendrían que tener más respeto por mí igual que lo tengo yo por ellos. Vine gratis y dejé mucho dinero aquí para el Valencia y siempre estaré muy agradecido al club. El trato aquí no es del todo bueno para mí. Yo lo he dado todo por el Valencia, tienen que entender que me fui a mi casa. Decidí marcharme a Barcelona, que es de donde soy, y es el mejor equipo del mundo", comentó el jugador del FC Barcelona al término del encuentro.

Fotopress/GettyImages

Además durante la celebración del gol del Barcelona cayeron algunos objetos desde la grada pero el jugador no quiso entrar a comentar esa acción. Lo que sí quiso comentar fue el gol legal que el árbitro del encuentro le anuló a Leo Messi: "Al final puedes interpretar una falta si es o no es, pero los líneas tienen que estar más atentos. Es una jugada que son tres palmos, tienen que verlo, es clarísimo. Yo lo he visto clarísimo desde el centro del campo. Unas veces nos perjudican y otras nos favorecen", concluyó el jugador.

You May Like