By 90Min
December 09, 2017

Javier Mascherano está decidido a abandonar el FC Barcelona en el mercado invernal. No hay vuelta atrás y lo ha comunicado tanto a nivel interno, donde avisó al club desde el pasado mes de noviembre de sus intenciones, como a nivel público. Y es que tras sus últimas declaraciones a la cadena argentina TyC Sports, el defensor demostró que lo puede decir más alto pero no más claro.


No en vano es año de Mundial y Masche quiere llegar a la cita habiendo sido protagonista durante la temporada y por tanto estando bien preparado físicamente para afrontar la que será su última oportunidad para ganar un torneo con la albiceleste. "Quiero buscar el camino donde me sienta pleno e importante en lo que hago, buscar objetivos para sentirme importante y realizado de nuevo. Mi destino debe ser un lugar en el que me sienta importante", confesó.

Por su parte, el Barça desea que Mascherano siga al menos hasta final de temporada. Es por esto que el primer impulso del club fue el de cerrarle la puerta de salida, pero poco a poco parece que esa postura ha ido cambiando por la insistencia del futbolista, y ahora están dispuestos a dejarle salir, eso sí con condiciones.

La más importante es el precio de venta. El club blaugrana ha tasado al jugador en 10 millones de euros, tal y como señala el diario Sport. Una cantidad que a buen seguro no habrá agradado a Mascherano. Y es que tiene una oferta encima de la mesa del Hebei Fortune chino, pero esta no sobrepasa los 6 millones de euros.

Esta cifra tan baja se debe a la fuerte legislación que se ha implantando en China y que pretende que cortar la dinámica de compras de futbolistas extranjeros por precios desorbitados. Lo que sí le han prometido a Mascherano desde el club asiático es que le doblarán la ficha que percibe actualmente en el Barça.

La otra condición que le han impuesto a Mascherano desde la ciudad Condal es que si el traspaso se lleva a cabo sea cuanto antes para poder modificar la planificación de fichajes y por tanto que el conjunto azulgrana tenga tiempo de cubrir su baja con la incorporación de otro central. Lo que sí han dejado muy claro al futbolista es que en ningún caso negociarán a partir del 1 de febrero, que es la fecha en la que se cierra el mercado en Europa. En China se cierra a últimos de febrero, por lo que el Barça no quiere quedarse sin central y sin poder fichar hasta junio.

You May Like