El técnico argentino Miguel Ángel Russo retornó a su actividad como director técnico de Millonarios de Colombia tras haberse sometido a dos operaciones para tratar el cáncer de próstata que lo afecta. 

En una conferencia de prensa distinta a las habituales, ya que el entrenador de 61 años se dedicó exclusivamente a hablar de su situación, no pudo evitar emocionarse al agradecer a todas las personas que estuvieron junto a él en todo el proceso.

"Estoy muy agradecido con los directivos, mis jugadores, la gente, con Carlos Castro, que fue mi oncólogo y trabajó con la gente en Buenos Aires, Juan Ignacio Caicedo y también agradecido con los oncólogos de la Clínica del Country, que me dieron mucho amor", comenzó el DT.

"Todos en el club sabían lo que me pasaba y me respetaron muchísimo. El silencio es bueno. Esto se cura con amor, nada más", continuó Russo, que fue operado primero en septiembre y luego en enero para hacerle frente al cáncer que lo aqueja hace casi un año. 

Por último, se refirió al presente futbolístico del club que comanda: "Estamos bien, contentos con la gente que incorporamos, esperamos que puedan acomodarse y ahora a disputar finales, que es lo que necesitamos. Lo hacemos todo para disputar finales", finalizó.