El fútbol en ocasiones nos deja sorpresas como estas, en las que jugadores que estamos acostumbrados a verlos en la cancha proyectándose al ataque o defendiendo, terminan en la portería, haciendo de guardameta, porque su equipo se ha quedado sin opciones. 

En este caso fueron solos unos segundos, en realidad, pero pudimos ver la reacción de Alves ante un tiro libre que, aunque no vio a puerta, dejó ver en sus movimientos en el arco, que no es para nada algo con lo que esté relacionado.

Igual el encuentro lo ganó el PSG, pero sin duda queda la anécdota del momento en el que el brasileño decidió ponerse de portero por su equipo que ya había agotado los cambios cuando el guardameta titular, Kevin Trapp, fue expulsado.

Justo después de que cobraron el tiro libre, el árbitro dio por terminado el partido, así que no pudimos disfrutar mucho de Dani como portero, pero aquí tienen el vídeo.