By 90Min
February 08, 2018

Arjen Robben ha pasado por equipos de la talla de Chelsea o Real Madrid y a sus 34 años sigue destacando por la banda en el Bayern de Múnich y siendo uno de los mejores extremos del mundo. Todo esto con un mérito doble teniendo en cuenta que el holandés prácticamente no ha usado en toda su trayectoria su pierna derecha para golpear el balón. Ya sea para centrar o tirar, todo lo hace con la izquierda.

Ahora, tras el último encuentro que ha disputado el Bayern frente al Paderborn, se ha visto claro el motivo de por qué Robben no usa el pie derecho. Y es que corría el minuto 19 de partido cuando el extremo se encontró un rechace a dos metros de la portería y con el guardameta ya vencido. Lo tenía todo para fusilar la red contraria pero el balón le fue a la derecha y la pegó tan mal que ni siquiera fue entre los tres palos. No obstante, no hay mal que por bien no venga como se suele decir, y el tiro 'mordido' de Robben se terminó convirtiendo en una asistencia para su compañero Kingsley Coman, que no perdonó.

Pero si alguien puede prescindir de su pierna derecha, ese es Robben. Y es que el futbolista del Bayern nos dejó otra obra de arte con su clásico tiro de rosca que se coló por la escuadra en ese mismo encuentro. El holandés acabó además anotando un doblete y dando una exhibición de juego en la goleada que el conjunto bávaro le endosó al Paderborn.

Además, desde que está en Múnich parece haber dejado atrás sus problemas de lesiones musculares y está siendo mucho más regular. Esta temporada lleva 5 goles y 7 asistencias en todas las competiciones mientras que el curso pasado jugó 37 encuentros y dejó 16 tantos y 14 pases de gol.

You May Like