By 90Min
March 01, 2018

Llegar a ser un futbolista profesional no es una tarea fácil y la prueba está en que no todos los que lo intentan llegan a conseguirlo. Y si encima quieres llegar a la élite el reto es aún más complicado.


Pero como en todos los ámbitos, siempre hay excepciones y hay jugadores que pese a las adversidades consiguieron llegar a lo más alto.


1. Alexis Sánchez

OLI SCARFF/GettyImages

Los comienzos de Alexis Sánchez en Tocopilla no fueron fáciles. En una región donde el béisbol es el deporte más exitoso él se decantó por el fútbol y comenzó jugando descalzo en las calles. Su situación familiar tampoco era idílica ya que apenas conoció a su padre, su madre tenía dos trabajos para sacar a la familia y él mismo se dedicaba a lavar coches para ganarse algún dinero.


De la humildad y la pobreza, el jugador chileno consiguió ir escalando hasta jugar en los clubes más grandes del mundo. A pesar de ser uno de los grandes delanteros nunca olvidó sus raíces y es habitual que visite a los niños de Tocopilla para regalarles balones y botas, algo que él no tuvo. 


2. Sadio Mané 

Gareth Copley/GettyImages

Sadio Mané nació en Sédhiou, Senegal, y en sus primeros años tuvo que vivir hacinado compartiendo casa con nueve personas más. Mané soñaba con ser futbolista a pesar de que nadie creía en él.


Pero los sueños están para cumplirse y Mané le pidió a un amigo de la familia que le consiguiera dinero para ir a Dakar. Después de diez días fuera de casa el amigo le contó a la familia donde estaba Mané y fue traído de vuelta. Una vez que completó su educación la familia aceptó que se dedicara al fútbol y no se equivocaron. Ahora Mané juega en uno de los mejores clubes, el Liverpool, y es uno de los mejores jugadores africanos.


3. David Beckham

ANDREW YATES/GettyImages

Hace ya muchos años, en 2006, que David Beckham reconoció que padece un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), un trastorno mental que si bien no le ha impedido llevar una vida normal es muy molesto.


El exjugador inglés trató de ocultárselo a sus compañeros en el Real Madrid ya que cuando estaba en el Manchester solían hacerle bromas respecto a la enfermedad, según reveló el propio Beckham. Aún así él siempre se impuso a la enfermedad tratando de mantener el control y aparentando la mayor normalidad posible.


4. Carlos Tévez

MARCELO CAPECE/GettyImages

Carlos Tévez nació en Ciudadela, Argentina, y fue criado por sus tíos en un barrio donde la violencia y el crimen campaban a sus anchas. Tévez tuvo que ser hospitalizado cuando apenas tenía 10 meses al caerle encima agua hirviendo lo que le produjo sus características cicatrices.


Tévez llegó a confesar que sino hubiera sido futbolista se habría dedicado al crimen. Pero el mundo del fútbol había reservado un espacio para él y ha levantado grandes títulos con diferentes clubes.


5. Victor Moses

Mike Hewitt/GettyImages

La tragedia golpeó al jugador nigeriano cuando tenía 11 años. En el año 2002 se decretó la Ley Islámica en el país y sus padres fueron asesinados. Moses tuvo que pasar unos días escondido hasta que pudo escapar a Inglaterra donde pidió asilo como huérfano.


Moses empezó a destacar en el fútbol y los clubes no perdían detalle. Tras pasar por varios equipos de la Premier se ha asentado en el Chelsea con la llegada de Conte y ya ha ganado una Premier y una Europa League, además de la Copa Africana.


6. Ronaldinho

AFP Contributor/GettyImages

Ronaldinho puso los estadios de medio mundo a sus pies, pero antes tuvo que superar muchas adversidades. El Gaucho creció en una favela en Porto Alegre pero pudo mudarse a una zona más próspera cuando su hermano fichó por Gremio. La alegría se vio ensombrecida por la muerte de su padre cuando Ronaldinho tenía 8 años.


Su clase indudable le hizo progresar en las filas de Gremio hasta que desembarcó en Europa, primero en el PSG y luego en el FC Barcelona donde vivió el punto culmen de su carrera.


7. Ricardo Kaká

Claudio Villa/GettyImages

Kaká tiene una brillante carrera a sus espaldas pero nada de eso habría ocurrido sino se hubiera recuperado del grave accidente que sufrió en una piscina cuando tenía 18 años. El brasileño sufrió una fractura en la columna y temió que nunca más pudiera volver a caminar.


Pero se obró el milagro y Kaká se recuperó. Desde ese día le da las gracias siempre a Dios por curarle y permitirle jugar al fútbol, conquistando todos los títulos que tuvo a su alcance.


8. Cristiano Ronaldo

Gonzalo Arroyo Moreno/GettyImages

Es uno de los deportistas más exitosos y laureados del mundo, pero ni el propio Cristiano se imaginaba dónde iba a llegar. El portugués nació en la isla de Madeira, en una familia humilde, y a los 12 años tuvo que partir a Lisboa para cumplir su sueño. Un sueño que casi termina antes de empezar ya que con 16 años se le diagnosticó un problema de corazón del que tuvo que ser operado.


Afortunadamente todo salió bien y comenzó su ascenso a la cima, no sin antes sufrir un grave revés familiar cuando su padre falleció en el año 2005 a causa de una crisis renal provocada por el alcohol, además de ver cómo su hermano caía en las drogas y le ha tenido que pagar varios centros de rehabilitación.


9. Leo Messi

Alex Caparros/GettyImages

Leo Messi le debe mucho al FC Barcelona no solo a nivel deportivo sino también personal. El argentino siempre fue un niño de pequeña estatura y a los 10 años le diagnosticaron una deficiencia en la hormona del crecimiento y necesitaba un costoso tratamiento que el seguro de la familia no cubría íntegramente. Su club, el Newell's Old Boys prometió hacerse cargo del tratamiento pero no fue así. En River querían al pequeño argentino pero tampoco podían pagarle el tratamiento.


Aquí es donde apareció el FC Barcelona, y aunque en un primer momento la junta era reacia a fichar a Messi finalmente cedieron y El jugador aterrizó en La Masía con toda su familia. El resto de la historia ya la conocemos.


Este artículo está patrocinado por Tomb Raider, próximamente en cines. A continuación el trailer.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)