Hace unos días se dio a conocer la emotiva historia de Gilberto Martínez, un aficionado mexicano que está viviendo uno de los momentos más tristes de su vida, pues perdió a su familia unos meses antes de arrancar el Mundial de Rusia 2018.

El seguidor azteca sufrió la partida de su esposa Verónica, quien iba a cumplir 43 años de edad, así como de sus dos pequeños, Diego, de ocho años, y Mía, de seis, quienes fallecieron el pasado 28 de abril, en Delray Beach, Florida, cuando su camioneta fue impactada por otra que corría a alta velocidad por un joven de 21 años.

Este suceso partió el corazón de Gilberto, quien tenía como gran sueño asistir a la Copa del Mundo acompañado de su pareja y sus retoños, pues desde septiembre del 2017 ya tenía los boletos para el avión, las entradas para los encuentros de México y los fans ID.

Y aunque Gilberto no quería viajar a territorio ruso debido al dolor que cargaba, su terapeuta le recomendó que de igual forma lo hiciera a modo de homenaje y para cumplir el sueño de su familia, lo cual hizo con tres amigos que ocuparon sus lugares pero en las gradas utilizaron camisetas con la leyenda: “Vero, Diego, Mía, siempre conmigo”.

Sobre este lamentable hecho, el arquero Guillermo Ochoa se puso en contacto con Gilberto para mostrarle su apoyo e incluso acudió al funeral para decirle: “Tu hijo va a ser un ángel que me ayude a volar. Por eso quise venir, a regalarle los guantes que usaba mi hijo”.

La historia del hincha mexicano también llegó a los oídos de Marco Fabián, así que aprovechó sus redes sociales para mandarle un mensaje de aliento.

¿Quieres saber todos los pronósticos del mundo del fútbol? Haz click aquíy visita Caliente.mx

“Hoy me enteré de la historia de Gilberto, Vero, Diego y Mía, y me conmovió. Todo mi respeto y admiración a @GilMartinez64 por sobreponerse, por estar de pie, por la fortaleza, por el homenaje, por el amor infinito, por no rendirse y por seguir adelante. Tus ángeles siempre estarán contigo”, envió el elemento del Eintracht Frankfurt.

Más tarde, Gil le agradeció sus palabras y le recordó que tiene un pequeño fan que lo alienta en su aventura mundialista, su pequeño hijo Diego.

“Gracias por tus palabras y les deseo lo mejor en este Mundial y tienen muchos ángeles pero hay uno en especial que está con ustedes jugando y jugaba muy bien. Abrazo”, respondió.

No cabe duda que la historia de Gilberto ha tocado los corazones de todos los mexicanos que aman el fútbol y a sus familias.


 ¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!