El Real Madrid dominaba ampliamente a la Roma pero no lograba abrir el marcador. Tras varias llegadas con mucho peligro al arco de los italianos, el gol llegó cuando terminaba el primer tiempo gracias a un sútil tiro libre de Isco Alarcón.

De esta manera, los blancos se marchan al descanso con la ventaja.