Este domingo el América se medirá a Chivas en el Clásico Nacional. Por el momento que viven, ambos están obligados a ganarlo (de hecho, por como lo demanda su linaje, siempre) pero a decir verdad el América aún más.

En Coapa el ambiente está caldeado y tras la eliminación ante Bravos, la presión asfixia el proceso de Miguel Herrera, que desde su regreso no ha podido lograr un buen ítem que sume a su palmares como entrenador águila. En diferencia, a Chivas también le pesó la eliminación ante Pumas, pero luego del verano convulso por la ruptura con Matías Almeyda y la falta de refuerzos comprobados, las expectativas son menores.

america-v-juarez-copa-mx-apertura-2018-5bb00f4e9e8b98d0b500000a.jpg

Es decir, Cardozo aún tiene un buen bloque de oxígeno de aquí a diciembre (el gran objetivo del primer mundial de clubes en la historia rojiblanca), caso contrario el de Miguel Herrera, que de caer el día de mañana tendría que apostar todo a por el título del Apertura 2018 si es que quiere conservar la paz (y quizá el trabajo) en su segundo proceso al frente del América.

Contexto aparte, a nivel plantel hay una diferencia de calidad palpable, máxime en la profundidad de la plantilla. América tiene un XI poderoso en Liga MX y además una buena baraja de opciones para sumar tres revulsivos durante el desarrollo del partido, Chivas no tanto.

america-v-pumas-unam-torneo-apertura-2018-liga-mx-5bb01086f4f212d2e600000a.jpg

En un Clásico en que dos equipos se juegan, cada uno a su manera, la 'tranquilidad' del proceso previo a la recta final de un torneo, es vital la profundidad y calidad del equipo. Al final, esos dos factores terminan por definir el resultado en los mínimos detalles. Y luego está el matiz de la experiencia, en el que América también luce más fortalecido a nivel plantel. 

En los banquillos, creemos que Cardozo ha mostrado - al menos en este torneo - más credenciales que el propio 'Piojo' para gestionar y condicionar un partido, pero el ex América tiene a su favor una plantilla más sólida, jugará en casa y ante un equipo contra el que suma siete juegos dirigidos sin derrota (con América y Tijuana).

chivas-v-queretaro-torneo-apertura-2018-liga-mx-5bb0109df4f21207e5000007.jpg

En suma, no hay un claro favorito pero sí un marcado necesitado de triunfo y que, desde acá, parece que se juega mucho más que una edición del Clásico Nacional. Para su fortuna, tiene sendos factores a su favor que están llamados a darle una victoria... y un poco de paz también.