Zlatan Ibrahimovic hizo este sábado un golazo que marcó la jornada sabatina en la MLS.

El delantero de Los Angeles Galaxy marcó un gol ante el Vancouver Whitecaps fiel a su estilo. El sueco se sacó la marca hacia su mano derecha y sin pensarlo pateó para batir al portero de forma tremenda. 

Y es que parece imposible que "Ibra" haga un gol sin estética. 

Zlatan ya había marcado de penal al minuto 4 del partido, convirtiéndose en la figura del Galaxy, que llegaron al partido séptimos en la clasificación con 41 unidades.