By 90Min
October 27, 2018

Las malas sensaciones de los últimos partidos, incluyendo cuatro derrotas en los seis más recientes, han puesto en la cuerda floja de Julen Lopetegui. El once estándar no convence y se necesitan cambiar aspectos, donde el brasileño podría colaborar a mejorar la dinámica actual.


El ex seleccionador español comenzó de forma potente en LaLiga con el Real Madrid, dejando atrás la mala imagen dada ante un superior Atlético en la Supercopa de Europa. 5 victorias en 6 partidos solventando con creces la visita a Girona (1-4) y recibir el Leganés (4-1), además de protagonizar el que hasta la fecha es el mejor envite del curso: el 3-0 a la Roma en Liga de Campeones.

Después de ganar al Espanyol por la mínima, todo se torció. Cuatro derrotas y un empate en cinco envites, dinámica resultadista que se rompió con el triunfo frente al Viktoria Plzen, pero estuvo lejos de apaciguar los ánimos. Ahora tiene delante un desafío como el Clásico en el Camp Nou ante el FC Barcelona, que además no contará con un jugador tan importante y determinante como Lionel Messi. Vencer al máximo rival con buenas impresiones permitiría ratificarle en un puesto donde se le lleva días poniendo en duda.

TF-Images/GettyImages


Más allá de este partido, Lopetegui necesita variar sus piezas que no funcionan. De cara a una cita de este calibre es probable y lógico que opte por los miembros más experimentados de la plantilla, aunque no hayan dado un buen rendimiento durante el curso. Pero también hay que tener en cuenta que, si continúa ejerciendo como técnico durante las siguientes contiendas, debe dar más minutos a jugadores que pueden ofrecer un mayor dinamismo.


Quality Sport Images/GettyImages


Algunos ejemplos son Federico Valverde, que originó el segundo gol contra el conjunto checo en el último partido, un descarado Sergio Reguilón sin complejo alguno a la hora de subir y bajar desde el lateral o el mismo Vinícius, que en Segunda División B va cogiendo forma pero lo hace en una categoría que le va pequeña. Además, el costado zurdo del ataque está generalmente ocupado por un Marco Asensio muy ausente, lejos de ser el jugador desequilibrante de cursos atrás. 

MB Media/GettyImages


La otra opción por la que ha optado Lopetegui en dicha parcela es dársela a Benzema, pese que su posición natural es al frente de la ofensiva, o incluso alinear un 4-4-2 con Isco tendiendo al centro. Tanto el balear como el malagueño son hombres que tienden a la diagonal, de forma que permiten a Marcelo tener el carril zurdo para él. Esta situación genera peligro a favor y en contra, dado que los repliegues del carioca están lejos de ser efectivos regularmente al aportar tanta profundidad.


Juan Manuel Serrano Arce/GettyImages


Con Vinícius, extremo habilidoso que también puede tender al centro pero puede desbordar más por el costado, las subidas de Marcelo podrían ser más controladas. También hay que destacar que el brasileño de 18 años es más rápido que los dos compañeros mencionados, por lo que entender que debe sacrificarse defensivamente puede permitirle llegar donde su compatriota no puede al volver. Necesita aportar esa frescura de forma regular, algo que no ha podido hacer todavía en escenarios tan complicados como los dos últimos minutos del derbi y los diez en el feudo del Deportivo Alavés.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)