Boca vive un momento soñado en la Copa Libertadores. Le ganó a Palmeiras el partido de ida 2-0, parece que recuperó a Darío Benedetto y ahora irá a Brasil para lograr la clasificación a una nueva final.

Mientras tanto, el Xeneize sigue sin poder encontrarse en el campeonato local y el fin de semana volvió a perder. Esta vez fue 2-1 contra Gimnasia y Esgrima de la Plata y cada vez está mas lejos del puntero Racing.

gimnasia-y-esgrima-la-plata-v-boca-juniors-superliga-2018-19-5bd677bde3e0279c0e000009.jpg

Si bien es cierto que la cabeza está puesta en la Libertadores y que puso varios suplentes en los últimos partidos, la realidad es que no puede olvidarse del campeonato local, porque a la larga puede costar caro.

Actualmente tiene 15 puntos y está a 8 del puntero Racing. En un campeonato largo y teniendo en cuenta el plantel que tiene Boca, es una distancia que se puede acortar, pero el momento de despertarse es ahora.

Esta realidad hace acordar a lo que le viene pasando a River en los últimos años. Descuidar el torneo te lleva a ser irregular y el Millonario lo está pagando ahora. Si no gana la Libertadores o la Copa Argentina, no jugará la próxima edición de la Libertadores. ¡A despertarse Boca!