By 90Min
October 29, 2018

La noche de ayer Chivas recibió un duro a golpe a manos de Morelia en el Estadio Akron. Con la derrota 1-2 en contra, el Rebaño disminuyó significativamente sus posibilidades de Liguilla. Pese a la subida de nivel que mostró a mitad del campeonato, el fracaso en puerta de los rojiblancos no es más que una consecuencia de un pésimo manejo dirigencial a partir de la obtención de la doceava estrella en el Clausura 2017. 

Cierto es que aún con Almeyda Chivas mostró una curva descendente tras el título, pero lo que a nivel directivo sucedió a ello fue reprochable desde cualquier arista. Por una necesidad ecónomica, el club debió vender a referentes de su esquema: 'Gallo' Vázquez, Rodolfo Cota, Rodolfo Pizarro y al mismo Carlos Fierro, que era un revulsivo interesante.

Hector Vivas/GettyImages

Los refuerzos que llegaron en el último año y medio no pudieron compensar la baja de esos elementos, lo que orilló el forzamiento del proceso de jugadores jóvenes como Beltrán, Galindo, Cervantes, Macías, entre otros. Los nuevos muchachos del Rebaño tienen talento, pero su proceso sufrió un salto temporal a raíz de una necesidad y, más allá de eso, su nivel va en desarrollo, lo que para una Liga importadora con 'n' cantidad de futbolistas extranjeros y experimentados representa un ítem menos en competitividad.

De igual forma, no se puede dejar de lado el trato que la directiva le dio a ciertos casos: la controversial salida de Alanís (y que desde su partida Chivas carece de un tándem de centrales fiable), la llegada - salida exprés de 'Paco' de Anda y la lúgubre salida de Matías Almeyda, el DT que, pese a las carencias del equipo, siempre lo llevó más allá de sus límites (la serie de la final ante Tigres es la muestra más clara de ello).

Jam Media/GettyImages

En suma, Chivas hizo un cúmulo de cosas que son todo aquello que NO se debe realizar tras la obtención de un título: potencializó su crisis financiera a lo deportivo, su elección de refuerzos fue mediana, permeó un vestidor que creía en la idea de un DT y encima lo echó por la puerta trasera. Su ya cuasi tercer torneo sin Liguilla es una consecuencia hasta merecida para una gestión que no supo, ni entendió, como gestionar a una institución con las exigencias y necesidades del doce veces campeón mexicano.


Y... ¿Cómo solucionar el desastre?

Refugio Ruiz/GettyImages

Por principio de cuentas, Chivas debe lograr la estabilización ecónomica. La toma de fuerza en el organigrama directivo que ha obtenido Amaury Vergara podría ser clave en ese sentido. De ahí, debe definir cuáles son sus alcances reales en términos económicos para reforzar al equipo y arropar el talento joven que ya hay en el plantel.


Luego, debe definir si es Cardozo el cabecilla adecuado para cimentar un proyecto de 'resurgimiento'. Pese al inexorable fracaso de esta campaña, el guaraní parece un tipo serio para trabajar con los jóvenes y la presión del entorno rojiblanco. Y no hay demasiadas opciones en el mercado nacional.

Jam Media/GettyImages

La elección de refuerzos debe ser muy cuidadosa. Es un hecho que Chivas NO puede aspirar a los mexicanos descollantes de clubes como América, Cruz Azul, Monterrey, Tigres o Santos. Su mercado debe estar en los prospectos interesantes o jugadores probados que residen en equipos de media tabla, o sin tantos reflectores, y que buscan ponerse en los ojos del medio ahora que inicia un ciclo mundialista.


Por supuesto, es vital que el trato que se le de a los casos extra cancha con la llegada de Mariano Varela a la dirección deportiva sea más sensato. De lo contrario, si la tónica en la toma de decisiones dentro del club continúa igual Chivas podría volver a la crisis de 2012 - 2015 pero con mas fuerza, ya que ahora mismo son al menos 5 o 6 los clubes que tienen mayor poder adquisitivo y un proyecto deportivo más serio que el del Rebaño. 

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)