Es el tema del momento. Es la final de la Copa Libertadores entre River y Boca. La que no se pudo jugar en la Argentina. La que estuvo manchada de inoperancia y corrupción. La que vendieron a Madrid. La que averguenza al fútbol argentino.

Más allá de todo esto, la final se jugará y será en el Santiago Bernabéu. Será en un estadio que jugaron figuras del fútbol mundial y en la ciudad en la que actualmente se encuentra el Cholo Simeone.

atletico-madrid-v-as-monaco-uefa-champions-league-5c05881315ed8d8955000001.jpg

Al entrenador del Atlético de Madrid le consultaron sobre este partido, que tantas expectativas genera en la ciudad y su respuesta fue contundente: "Siento que agregar alguna opinión más a todo lo que se habla, no suma nada. Nada más que eso", afirmó.

A Simeone también le preguntaron sobre si le hubiera gustado que el partido sea en el Wanda Metropolitano, pero prefirió no dar más declaraciones sobre la final que van a jugar River y Boca el domingo a las 20.30 hora española.

river-plate-v-boca-juniors-copa-conmebol-libertadores-2018-5c05884183712adb4d000002.jpg

Simeone, como representante argentino en Madrid, sabe lo importante que es esta final y probablemente no se permita explayar todo lo que realmente debe pensar. Como la mayoría, estará de acuerdo que en el Bernabéu no se debía jugar.