By 90Min
December 19, 2018

Podríamos titular la historia de Adrien Rabiot y el Fútbol Club Barcelona como "Crónica de una llegada anunciada", rememorando la famosa novela del periodista y Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez. Hace ya mucho tiempo que el club blaugrana está tras la pista del mediocentro francés, desde la salida de Neymar rumbo a París, cuando pretendieron incluir al futbolista galo en la operación, pero el PSG se negó rotundamente.


FRANCK FIFE/GettyImages


En los últimos meses las noticias en torno al más que probable fichaje del canterano del club parisino a Can Barça se han ido sucediendo de forma cada vez más recurrente. Los medios de comunicación se han hecho eco del interés y todos los avances que al parecer se han ido desarrollando en Barcelona. "Rabiot más cerca" o "Rabiot quiere venir" han sido algunos de los titulares con los que los periódicos deportivos afines al club culé han abierto sus ediciones en más de una ocasión.

Y ahora, después de tanto tiempo y tantos intentos, todo hace pensar que Adrien Rabiot llegará el próximo verano a Barcelona como jugador libre, ya que su contrato en París termina el próximo verano. El Barça, conocedor del interés de muchos otros grandes clubes por hacerse con el jugador, y mucho más teniendo en cuenta la gran probabilidad de que llegue gratis, ha decidido primar al propio futbolista si finalmente termina vistiendo de azulgrana.

ANNE-CHRISTINE POUJOULAT/GettyImages


Según el diario Mundo Deportivo, el FC Barcelona está dispuesto a pagarle diez millones de euros a Rabiot a modo de recompensa por su afán por llegar al equipo y por hacerlo sin suponer ningún mayor desembolso. El club sabe que se trata de un jugador de tan solo 23 años con una proyección increíble, que seguramente estando como está el mercado superaría los 50 millones en el mercado, por lo que ha decidido premiar al futbolista.

Además, teniendo en cuenta este fichaje con un coste prácticamente minúsculo, se abre la puerta a la llegada también de Frenkie de Jong, el futbolista holandés del Ajax que también persigue desde este verano el Barça. Ambos pueden encajar perfectamente en el centro del campo culé, asegurando así un relevo generacional que deberá producirse antes o después con jugadores como Busquets o Rakitic.

You May Like