By 90Min
December 20, 2018

El receso invernal es el más corto del año futbolístico en la Liga MX, por lo que estamos a escasas dos semanas de que arranque el Clausura 2019. Como es consabido, el certamen que se juega de enero a mayo es el que define al equipo que desciende, y en ese sentido hay tres clubes involucrados de lleno en la lucha porcentual.

En estos momentos son Veracruz, Puebla y Lobos las tres escuadras que se mantienen en la parte baja del cociente. Arriba de ellos están Querétaro, Atlas, Necaxa y Guadalajara, éstos últimos, si nada extraño sucede, no tendrán mayor problema que preocuparse por la tabla de cocientes del año venidero.

Image by Alfredo Rendón

Atlas y Querétaro le sacan hasta 24 puntos de diferencia a Veracruz, que es el último, y Necaxa y Chivas 32 y 33 respectivamente, lo que, palabras más, palabras menos, equivale a prácticamente una temporada completa. Éstos clubes tendrían que hacer cero puntos y que Veracruz pase más allá de los 24 para meterse en problemas, así que sus probabilidades de descenso son muy remotas.


Ahora bien, en el caso de Lobos, Puebla y Veracruz; que serán los tres inmersos plenamente en esta batalla. A Puebla le es suficiente hacer más de 15 puntos para obligar a los del Puerto a sumar,  cuando menos, 35 unidades en el Clausura 2019, una cantidad que sería el equivalente a terminar líderes del torneo (considerando los 36 con los que Cruz Azul lideró la última campaña). 

Jam Media/GettyImages

En tanto, la situación de Lobos no es muy diferente. Si bien su cociente se reinició tras pagar la multa de permanencia para el Apertura 2018 y su porcentaje es variable según cada partido, le saca una diferencia casi igual a la de Puebla a Veracruz.


Con esto, a los de Francisco Palencia les bastaría con hacer más de 15 unidades en el Clausura 2019 para obligar a los del Puerto a hacer más de 30, o lo que es lo mismo y ya comentamos párrafos atrás: terminar líderes de la competencia.

Manuel Velasquez/GettyImages

El panorama es ciertamente desalentador para Veracruz. Depende plenamente de los equipos poblanos y tendrá que firmar una temporada perfecta para aspirar a la salvación.


Pese a que Siboldi puede hacer un gran trabajo en el Puerto, lo más probable es que los jarochos sean los descendidos del Clausura 2019. Tendrían la chance de pagar la multa de permanencia siempre y cuando el equipo que gane el título anual del Ascenso MX no cuente con la certificación, pero también se antoja difícil ya que únicamente son seis (Atlante, Correcaminos, Potros, Celaya, Mérida y Tapachula) y uno de los certificados (San Luis) ya tiene el medio boleto a primera por haber ganado el Apertura 2018.

You May Like