By 90Min
December 26, 2018

La Navidad es la época del año en que todos agradecen la dicha de vivir, de estar con las personas que más aman como familiares y amigos y de perdonar rencores, un día maravilloso que muchos esperan con ansías año tras año.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!


Este día es tan especial en una ocasión logró detener las balas y las muertes en la Primera Guerra Mundial para intercambiarlo por paz, bendiciones, cánticos e incluso un partido de fútbol que sirvió para olvidar por un momento el sufrimiento de las muertes ocurridas en dicho enfrentamiento.

A este hecho se le conoció como la Tregua de Navidad, acaecida el 24 de diciembre de 1914 cuando los frentes alemanes y británicos se abatían con balazos y cañonazos bajo el intenso frío y la densa niebla; no obstante, todo cambió de un momento a otro, pues desde la trinchera germana se empezaron a escuchar villancicos, precisamente “Stille Nacht” (Noche de Paz), lo cual fue escuchado por sus rivales ingleses, franceses y belgas, quien imitaron los cánticos para silenciar por un momento la terrible guerra.



La paz se propagó desde Ypres, localidad de Bélgica, hasta varios lugares del frente occidental que durante unas horas, incluso días, dejaron a un lado el odio para enterrar dignamente a sus muertos, compartir comida, entonar canciones navideñas, intercambiar regalos, como cigarrillos o whisky y hasta jugar un encuentro de fútbol.

El deporte más popular del mundo acabó de hermanar el asunto y en un terreno de juego improvisado disputaron el duelo que ha pasado a ser un relato de la historia,  el cual supuestamente terminó 3-2 a favor de los alemanes.



Lamentablemente la noticia llegó hasta los Estados Mayores y se tomaron medidas, amenazando a los soldados con juicios de guerra si es que volvían a entablar amistad con el enemigo.

Gracias a este suceso, en 2014, con motivo del centenario de la Tregua de Navidad y a la leyenda de aquel partido épico, la UEFA, entonces con el francés Michel Platini a la cabeza, organizó un homenaje junto con diversas personalidades de la política y del balompié, que participaron en un acto a medio camino entre las localidades belgas de Ypres y Comines-Warneton, donde se colocó una escultura que honra la memoria de los personajes que protagonizaron el conmovedor momento de paz en la Primera Guerra Mundial.



“Estamos reunidos aquí para celebrar un momento de hermandad y amistad que nos apaciguó con su humanidad. Me resulta particularmente conmovedor imaginar a estos jóvenes hace cien años encontrando un lenguaje común en el fútbol para expresar su fraternidad”, expresó aquel día el rector galo.



Del mismo modo proyectaron un cortometraje de cuatro minutos donde aparecen grandes nombres del balompié europeo como Sir Bobby Charlton, Wayne Rooney, Platini, Didier Deschamps, Hugo Lloris,Paul Breitner, Bastian Schweinsteiger y Philipp Lahm expresando su sentir sobre dicho acontecimiento. 

Image by Mauricio Gasca Bobadilla


No cabe duda que el fútbol puede romper fronteras y unirnos a todos como los hermanos que somos, al final de cuentas todos somos iguales.


¡Utilicemos el fútbol para hacer la paz y unir pueblos y no para dividir grupos y crear odio basados únicamente en colores!

You May Like