El París Saint Germain necesita aligerar plantilla. Los de la capital francesa han invertido demasiado y podrían incumplir las normas del fair play financiero. Esto les puede obligar a vender a alguna de sus estrellas. Con una operación de ese calibre aligerarían fichas y recibirían dinero. 

En los últimos días, muchos han sido los rumores sobre los posibles movimientos del líder de la Ligue 1 pero ha cogido fuerza un trueque que tendría como protagonistas a Kylian Mbappé, al FC Barcelona y a Philippe Coutinho.

fc-barcelona-v-tottenham-hotspur-uefa-champions-league-group-b-5c24ee1130305c8e98000001.jpg

Desde Francia apuntan a que este trueque más una cifra en torno a los 150 millones de euros es hasta hoy la opción que más enteros tiene de cristalizar. Una cifra descabellada, pues el brasileño costó más de 150 millones a los culés y el total supondría para el FC Barcelonaun desembolso de 300 millones de euros por el delantero francés. El brasileño no está contando en las últimas jornadas con la confianza de Valverde, este podría ser el motivo por el que se activaría la operación.

No obstante, según ha revelado el diario Sport, el Barcelona sigue confiando en su futbolista y no tiene en mente ponerle en el mercado. Su polivalencia, puede jugar tanto de interior como de extremo, su calidad técnica y su disparo, del que ya ha dejado algún sello en su primer año de blaugrana, le dan el papel de pieza codiciada y en los despachos del Camp Nou no se imaginan un futuro sin él, su gran apuesta. Buscarán aprovechar la oportunidad Mbappé pero Coutinho no parece que vaya a entrar en la operación.