Cristiano Ronaldo siempre es noticia tanto dentro como fuera del campo. Es una persona con una personalidad especial. El portugués dio la bienvenida al 2019 desde Dubai junto a su pareja sentimental. su hijo Cr junior y algunos amigos, entre los cuales estaba Edu Aguirre, periodista del Chiringuito.

Cristiano fue invitado a una fiesta de Ahmed Mazrouei, millonario árabe, donde celebraron el fin de año desde su yate. Sorprende que el luso no haya pasado el fin de año junto a su madre, Dolores Aveiro, que además era su cumpleaños.  Ella se quedó en Madeira junto a sus hijas.

La anécdota de la noche vieja la publicó el propio Cristiano. El ex del Real Madrid compartió un vídeo en sus redes sociales donde aparece corriendo de noche por el desierto junto a dos amigos y su hijo. Una forma peculiar de celebrar el año nuevo pero coherente en la línea que nos tiene acostumbrados CR7. Adicto al deporte y obsesionado con su cuerpo, el portugués no descansa ni en noche vieja.

La Juve no vuelve a los entrenamientos hasta el día 8 de enero para preparar su próximo encuentro de Coppa de Italia ante el Bolonia el día 12 del mismo mes. Cristiano Ronaldo aprovecha para desconectar pero no deja de banda sus obligaciones físicas para estar en forma cuando vuelva.