By 90Min
February 01, 2019

Apenas este martes Roberto Ruiz Esparza, exjugador de La Franja del Puebla, informaba que el histórico exguardameta de la Selección Mexicana, Pablo Larios, se encontraba delicado de salud tras sufrir una parálisis intestinal la madrugada del miércoles.



Por tal motivo, el arquero mundialista en el Mundial de 1986 fue operado en el Hospital General del Norte de Puebla, ya que el problema intestinal le había provocado un paro respiratorio, aunque desde un inicio Esparza había indicado en redes sociales que su excolega tenía muy pocas posibilidades de salir adelante por la magnitud del problema.



Lamentablemente, así fue y el ex de Zacatepec y Toros Neza perdió la vida este jueves a los 58 años y rápidamente las redes sociales se llenaron de emotivos mensajes de despedida de varios de sus amigos y periodistas deportivos como Jorge Campos, Tomás Boy, José Ramón Fernández, Cuauhtémoc Blanco, Bora Milutinovic, así como los clubes que defendió.



“Se fue el mejor de todos los tiempos, aunque le pese a muchos, sobre todo a los que conocen el arco. Siempre le estaré agradecido por lo que me enseñó, gracias a él la gente se acuerda mucho de mí. Creo que fui su obra maestra por todo lo que me entrenó. Gracias ídolo”, dijo El Brody a través de la cuenta de Christian Martinoli.


“Con mucha tristeza me entero del fallecimiento de mi amigo, arquero mundialista en México 1986 y gran ser humano, Pablo Larios Iwasaki. Descansa en paz”, escribió Cuahutémoc Blanco.



“Con tus atajadas nos enseñaste a todos cómo se debe defender esta Franja. Descansa en paz, Leyenda. #LaFranjaQueNosUne”, expresó el Club Puebla.

“En septiembre de 1984, Pablo Larios jugó su primer partido oficial con La Máquina en contra de U.A.G. Se convirtió en un jugador referente vistiendo los colores celestes representando a Cruz Azul en el Mundial de México 86”, publicó Cruz Azul.


“Tus grandes vuelos y atajadas siempre estarán en nuestra memoria, Pablo. Pronta resignacióna sus familiares y amigos. QDEP.”, dedicó la cuenta de la Selección Nacional.

El excancerbero de los Cañeros se caracterizó por sus intrépidas salidas hasta el borde del área para atrapar el balón, además en la Copa del Mundo jugó los cinco partidos recibiendo sólo un par de goles, dejándolo entre los mejores arqueros de la competencia.



“La gente sufría con mis salidas, pero mis compañeros no. Volaba como una mosca, tan frágil y débil pero seguro a la hora de tomar el balón con las manos. Fallaba en algunas ocasiones, las menos”, contó hace unos años al escritor Carlos Barrón en un testimonio parte del libro “Tiempo de Compensación”.



No todo fue dulce en la vida de Larios pues su camino tuvo duros golpes, como cuando perdió a un hijo de 19 años, su hermana y sus padres en un lapso muy corto, además cayó en el mundo de las drogas por tres o cuatro años provocando que se contagiara de un virus que le desfiguró el rostro y fue sometido a varias operaciones.



¡Hasta pronto, Arquero de la Selva! ¡Sigue atajando en el cielo!


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!

You May Like