By 90Min
February 03, 2019

El colombiano, nuevo jugador del Pachuca, brindó una entrevista donde ahondo los motivos de su salida tempranera de Boca Juniors. 


Había llegado al club de la Ribera como el “nuevo Román”, se calzó la histórica número 10 y, en menos de un año, dijo adiós por la puerta de atrás. Desde México, en diálogo con Fox Sports Argentina, reflexionó sobre su pasado reciente en la entidad boquense: Más allá de que quería quedarme, nunca nadie se comunicó conmigo o mi representante. Me hubiera gustado seguir en Boca. Me quedé tiempo parado, aguanté hasta el 27 de diciembre hasta que preguntó Pachuca por mí. No me podía quedar sin el pan ni el queso. Lo único que me comunicaban era cuando iba para la tribuna”, disparó filoso y sin pelos en la lengua el cafetero hacia los directivos xeneizes. 

El jugador sigue con la espina por no haber sido convocado para la final de la Copa Libertadores que perdieron ante su eterno rival: "Me sorprende lo que pasó, de no estar en esos partidos tan importantes. Nunca entendí por qué dejé de jugar. Nunca me dieron un motivo". Sin embargo, no guarda rencores para con el ex técnico de Boca, Guillermo Barros Schelotto: "Si lo veo, me tomaría un café con él y le preguntaría qué pasó que no me llevó en la final contra River, porque uno de eso aprende. Tendrá sus razones, lo tomaré a bien. Le deseo lo mejor donde está, es un gran entrenador, es quien me llevó a Boca y por eso fue al primero que llamé para agradecerle por la oportunidad", señaló con sentidas palabras.

Hacia el final de la entrevista dejó abierta una posible vuelta en el futuro: "Ojalá algún día tenga la oportunidad de volver a este gran club porque me dejó marcado de por vida. La hinchada, la gente, cómo me trataron; eso a uno lo motiva. Si me dan la oportunidad estaré feliz, pero mi actualidad es Pachuca y estoy muy tranquilo acá", concluyó el ex de Atlético Nacional que no dejó tela para cortar. 

You May Like