By 90Min
February 07, 2019

En el fútbol hay todo tipo de jugadores, pero solo unos pocos a los que se les puede llamar guerreros con todas sus letras. Y es que no todos son capaces de enfrentarse a cualquier desafío que se les ponga delante con tesón y liderazgo. 

En este fútbol moderno también nos encontramos a esos líderes que nos recuerdan a los titanes de otros tiempo que nunca se rendían y peleaban hasta el último minuto por alcanzar la gloria. Veamos algunos de los jugadores que en los últimos tiempos nos han regalado auténticos momentos de pasión sobre el terreno de juego.


Carles Puyol

David Ramos/GettyImages

Carles Puyol es uno de los mejores ejemplos de un guerrero tanto dentro como fuera del terreno de juego y con un gran respeto tanto por sus compañeros como por sus rivales lo que le llevó a ganarse la admiración de todos ellos.


El capitán azulgrana rara vez perdió los papeles sobre el terreno de juego y buscaba la victoria siempre de la manera más correcta y justa. Por ello no dudó en reprender a sus propios compañeros al celebrar un tanto en una goleada ante el Rayo y ha evitado enfrentamientos en partidos de máxima tensión. Sin duda Puyol ha sido un ejemplo de fair-play a lo largo de su carrera.


Roy Keane

PAUL BARKER/GettyImages

En el lado opuesto tendríamos a Roy Keane. El jugador irlandés también se ganó el respeto de todos pero de una manera muy diferente, y es que él cambió el talante por una agresividad que en más de una ocasión traspasó la línea del reglamento.


Alguna vez los nervios le traicionaron sobre el terreno de juego y le hemos visto protagonizar feas entradas sobre sus rivales y algún que otro enfrentamiento. Eso sí, gracias a esa intensidad y sus ansias de ganar lideró a todo un equipo como el Manchester United a la gloria y nunca se rindió ni se doblegó ante ningún rival.


Patrick Vieira

ADRIAN DENNIS/GettyImages

Y si en el Manchester United destaca la figura de Roy Keane, es inevitable que cuando piensas en el Arsenal no te venga a la menta Patrick Vieira. Y es que ambos jugadores fueron los protagonistas de una de las grande rivalidad de la Premier League. Vieira y Keane eran dos titanes luchando cuerpo a cuerpo y ninguno conocía la palabra derrota.


Eso sí, el exjugador francés era un luchador diferente al irlandés y cuando era necesario también sabía ser elegante a la hora de solucionar conflictos y evitar enfrentamientos y no cruzaba la línea de la ilegalidad tan a menudo como Keane. Gracias a él, el Arsenal dio un salto y es uno de los grandes iconos del club.


Sergio Ramos

Quality Sport Images/GettyImages

Héroe para algunos y villano para otros, lo que no se puede negar es que Sergio Ramos es un luchador como ninguno. Sabe moverse al filo del reglamento como nadie para lograr sus propósitos y no se amedrenta ante ningún rival, aunque sea su compañero de selección.


Además, su espíritu de superación y la garra que tiene es lo que le han llevado a ser uno de los mejores defensas del mundo y a no bajar nunca los brazos en ninguna situación. Gracias a ese tesón le ha dado más de una alegría su equipo pasando a formar parte de la historia del Real Madrid.


Diego Costa

Quality Sport Images/GettyImages

El jugador hispanobrasileño es uno de los mayores gladiadores que te puedes encontrar hoy en día sobre el terreno de juego y es capaz de hacer prácticamente cualquier cosa para salirse con la suya.


Costa es un delantero incansable y ha vuelto loca a más de una defensa con su empuje, su tenacidad y sus goles. Su espíritu combativo le ha llevado a ganarse el favor de sus compañeros y cuando activa el modo guerrero es un jugador muy difícil de frenar a no ser que enfrente se encuentre con alguien de sus mismas características que entonces empiezan a saltar chispas y puede suceder cualquier cosa. Costa no hace prisioneros en el campo.


John Terry

Shaun Botterill/GettyImages

Quizá John Terry fue en parte el mentor de Diego Costa durante su breve estancia en Londres. El capitán del Chelsea es un líder innato y sólo con su presencia era capaz de motivar a sus compañeros.


Terry no es una leyenda del Chelsea por casualidad, a lo largo de su carrera ha hecho méritos más que suficientes para alcanzar la cima y nada ni nadie se interponía en su camino. Cuando era necesario sacar la artillería pesada el defensa no dudaba en hacerlo si así lograba frenar a sus rivales.


Steven Gerrard

Shaun Botterill/GettyImages

Steven Gerrard es un guerrero atípico. Nunca estuvo asociado con el lado más agresivo del fútbol y eso es porque su juego hablaba por él, y gracias a eso se ganó el respeto y admiración de sus compañeros por su forma de ser y de actuar dentro del terreno de juego.


Su espíritu de lucha es indudable y siempre aparecía cuando el equipo más le necesitaba. Su lista de éxitos es innumerable y hay que destacar su entrega en los grandes partidos, especialmente en los derbis ante el Everton.


Este artículo está patrocinado por Alita, próximamente en los cines. Mira el trailer a continuación:

You May Like